Bruschetta con Camembert y uvas al horno. Receta

Síguenos

Bruschetta con Camembert y uvas al horno

Hoy os traigo un aperitivo que no por sencillo deja de ser delicioso. Ahora que las uvas ya empiezan a tener un precio moderado en las tiendas y presentan su mejor sabor, no debéis dejar de preparar esta bruschetta con Camembert y uvas al horno. Como todo este tipo de tostas que se preparan con pocos ingredientes, conviene escoger aquellos de alta calidad para que se refleje en el resultado final del plato.

Como os podéis imaginar el queso de este aperitivo puede variar a más o menos fuerte según los distintos gustos personales, yo he escogido el Camembert pues me parece que su sabor peculiar casa genial con el dulce de las uvas, pero podemos incluirle desde un queso fresco hasta un potente gorgonzola. Así que espero que me vayáis contando las pruebas con distintas variedades queseras para saber cómo os han quedado.

Ingredientes para cuatro bruschettas

  • 20 uvas negras, 4 rebanadas de pan de pueblo o minibaguettes, 120 g de queso camembert, 8 ramitas de tomillo fresco, 3 cucharadas de aceite de oliva, pimienta rosa.

Cómo hacer bruschetta con camembert y uvas al horno

Comenzaremos precalentando el horno a 190 grados. Lavamos las uvas y las ponemos en una bandeja refractaria y le añadimos cuatro ramitas de tomillo y un poco de aceite de oliva. Horneamos las uvas durante diez minutos o hasta que parezca que se van a abrir. Las reservamos templadas.

Cortamos las rebanadas de pan y las untamos con un pincel de cocina con unas gotitas de aceite de oliva las colocamos en otra bandeja de horno y distribuimos el queso Camembert por encima en lonchas, las horneamos durante otros ocho minutos o hasta que veamos que el queso se comienza a derretir. Las retiramos del horno y les añadimos las uvas por encima del queso, una ramita de tomillo y una pizca de pimienta rosa. Servimos rápidamente antes de que se enfríen.

Bruschetta con camembert y uvas al horno

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

La bruschetta con Camembert y uvas al horno se debe de servir bien caliente cuando el queso todavía esta blando y fundido. Es ideal para una entrada de una cena acompañada de un buen vino, a mi personalmente me encantan y cada vez que las tomo siempre vuelvo a repetir la misma frase clásica de “uvas con queso saben a beso”.

En Directo al Paladar | Tostas de mermelada de tomate, queso de cabra y pimientos. Receta
En Directo al Paladar | Tostas de pan de centeno con pesto y lascas de jamón. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios