Gnocchi con salsa de queso mascarpone. Receta

Sigue a

Gnocchi con salsa de queso mascarpone - presentación

Cuando uno piensa en una salsa de nata para la pasta, le viene a la mente inmediatamente la carbonara, como si no hubiera otra y el resto fueran con tomate. Pero la verdad es que la nata es una magnífica acompañante de la pasta, y con ella podemos preparar delicias como estos Gnocchi con salsa de queso mascarpone.

Bueno, en realidad, además del queso y la nata, la salsa lleva unas cuantas albóndigas diminutas, que le dan el contrapunto de salado al sabor tan peculiar de la salsa, que no sabe si es dulce o agria. Los Gnocchi, para quien tenga duda, son en versión de pasta, no de patata como es habitual.

Ingredientes para 2 personas

180 gr. de pasta, 200 gr. de carne picada, 200 ml. de nata, 100 gr. de queso mascarpone, 1 o 2 cebollas, 1 limón, aceite, sal, pimienta, romero y albahaca

Gnocchi con salsa de queso mascarpone - ingredientes

Cómo hacer salsa de queso mascarpone

Como pasta imagino que todos sabemos hacer —hervir agua salada, añadir la pasta, cocer al dente— el quid de la cuestión está en conseguir que nos quede perfecta la salsa de queso mascarpone.

Empezaremos por preparar las albóndigas. Para ello, daremos forma a la carne picada, a la que habremos añadido una pizca de sal, pimienta y, en mi caso, romero, aunque podéis ponerle un poco de perejil o lo que os apetezca probar. Vamos haciendo bolitas pequeñas, como si fueran mini albóndigas, las hacemos en la sartén con un poco de aceite y reservamos en caliente.

En la grasa que han dejado las albóndigas, doramos la cebolla bien picada, luego añadimos el queso mascarpone y la nata, una pizca de sal y otra de pimienta, así como el zumo de medio limón, o incluso menos. Removemos bien hasta deshacer el queso y dejamos que espese. Si queréis que quede una salsa fina, pero con cuerpo, pasadla por la batidora un momento.

Gnocchi con salsa de queso mascarpone - elaboración

Por último, servimos la pasta junto con las albóndigas, regamos con la salsa y espolvoreamos un poco de albahaca picada —a ser posible fresca—, aunque esto también es algo opcional.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

A pesar de llevar nata y queso, los gnocchi con salsa de queso mascarpone son un plato ligero de comer —si no abusamos de la salsa claro—. El sabor de la salsa es sorprendente, y encontrarse de vez en cuando una albóndiga, una alegría para el paladar.

En Directo al Paladar | Receta de merluza en salsa de cava rosado y nata
En Directo al Paladar | Quiche de tomates asados y Gruyère. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios