Cómo controlar la diabetes con ayuda de la cocina

Síguenos

diabetes


La diabetes es una enfermedad metabólica, que si bien puede ser causada por nuestro sistema inmune si es de origen genético, también se sabe que la mayor parte de los casos en la actualidad están vinculados al estilo de vida. Por eso, hoy te contamos cómo controlar la diabetes con ayuda de la cocina.

Acerca de la diabetes

Para entender un poco mejor la diabetes podemos decir que es una enfermedad en la cual nuestro cuerpo no puede regular correctamente los niveles de azúcar en sangre. Se diferencian dos tipos: diabetes 1 de origen genético, y diabetes 2 vinculada al estilo de vida aunque con predisposición genética.

En la diabetes tipo 1 el cuerpo es incapaz de liberar insulina, hormona que disminuye los niveles de azúcar en sangre, mientras que en la diabetes tipo 2 el cuerpo libera insulina pero las células del cuerpo no responden a su acción por lo tanto, los niveles de azúcar en sangre continúan elevados.

En ambos casos, el estilo de vida influye grandemente, aunque la diabetes tipo 2 se puede evitar con una vida sana mientras que la diabetes tipo 1 al ser de origen genético, no puede prevenirse pero sí controlarse.

Controlando la diabetes desde la cocina

En quienes tienen diabetes ya diagnosticada, es importante tener en cuenta que un buen control de la enfermedad radica en evitar elevaciones bruscas y significativas de la glucosa en sangre, así como en prevenir hipoglucemias o bajones del azúcar en el torrente sanguíneo.

diabetesº1

Así, nos será de gran utilidad el índice glucémico del cual ya hemos hablado. Se trata de un valor que designa el impacto del consumo de determinado alimento sobre la elevación de la glucosa en sangre.

Así, un alimento de alto índice glucémico puede ser el azúcar que no tarda en digerirse y en elevar la glucemia, mientras que un alimento de bajo índice glucémico podría ser la carne, que demora en digerirse y al no contener azúcar ni hidratos no eleva notablemente ni rápidamente el nivel de glucosa sanguínea.

Teniendo en cuenta esto, en las personas con diabetes es de gran utilidad incluir alimentos de bajo índice glucémico, para lo cual, es importante que los alimentos contengan las siguientes características:

  • No poseer azúcares simples en elevadas proporciones.
  • Tener fibra que dificulta la digestión y desmoronamiento del alimento por lo cual se enlentece la elevación de la glucosa en sangre.
  • Poseer proteínas y/o grasas que dificultan el proceso digestivo y por ende, reducen el ritmo de elevación de la glucemia.
  • Contener partículas de gran tamaño porque son más difíciles de digerir, así una zanahoria consumida entera tendrá menor índice glucémico que la misma zanahoria rallada y ésta tendrá menor índice glucémico que un puré de zanahoria.


Bajo esta premisa, hay algunos alimentos aliados de quienes padecen diabetes y que pueden favorecer el control de la enfermedad con ayuda de la cocina.

diabetes2

Para ello, os aconsejamos seguir los siguientes consejos al momento de cocinar para quienes están afectados por la diabetes:

  • Cambiar cereales refinados por integrales porque éstos últimos tienen más proteínas y fibra.
  • Incluir más frutas y verduras frescas o cocidas con su piel de manera de dificultar el proceso digestivo al conservar más fibra y estructura.
  • Cambiar azúcar por edulcorante que no eleva la glucosa en sangre por no poseer hidratos simples. Así, podemos elaborar platos sin azúcar pero con sabor dulce como este pastel de manzana.
  • Combinar pastas, arroz, pan, patatas o harinas con alimentos ricos en proteínas y fibra, y sumar algo de grasa, pues quienes padecen diabetes pueden consumir hidratos sólo deben reducir el impacto sobre la glucosa sanguínea. Un ejemplo de buenos platos para diabéticos serían pasta con brócoli, anchoas y guindilla, fusilli con verduras gratinadas y mozzarella, o arroz integral con verduras al curry.
  • Reducir las porciones de alimentos ricos en hidratos como pueden ser pastas, pan, patatas, arroz, plátano, entre otros, pero no eliminarlos de la dieta
  • Emplear legumbres que tienen hidratos pero también poseen mucha fibra y proteínas, por lo tanto resultan difíciles de digerir y poseen un bajo índice glucémico.


Con estos consejos en mente podemos ayudarnos con la cocina para controlar la diabetes. Sólo es importante saber que las personas afectadas con la enfermedad no tienen prohibido ningún alimento, sólo deben moderar el consumo de aquellos elevadores bruscos de la glucosa e incrementar aquellos factores que nos ayudan a estabilizar este valor en sangre.

Y siempre es importante recordar que una dieta sana y la práctica regular de actividad física pueden evitar y controlar eficazmente la enfermedad.

En Directo al Paladar | Recetario para diabéticos by Adrià
En Vitónica | El azúcar en las personas con diabetes
Imagen | Stacy Spensley

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios