Sigue a

agua-plato


Sabemos que entre el agua y la salud hay un estrecho vínculo, pues el agua es un elemento indispensable para vivir y más aun, para cuidar del organismo, por ello, hoy además de recordar la importancia de beber suficiente agua, proponemos incrementar el agua de tus platos.

El agua que comemos

Si bien la mayor parte del agua que ingresa al organismo mediante la alimentación es a través de los líquidos, también los alimentos sólidos contribuyen con un 20-30% del agua que a diario ingresa en nuestro cuerpo. Por eso, no sólo consideraremos el agua como tal mediante bebidas sino también el agua que comemos con cada plato.

En verano los deseos de beber líquidos son superiores, pero en ésta época del año en que las temperaturas son inferiores, bebemos menos y quizá por ello cobra más importancia el agua que comemos.

Para no descuidar la hidratación en invierno ni tampoco en otras épocas del año, te proponemos incrementar el agua de tus platos y de esa forma, contribuir a una adecuada ingesta de agua, no sólo mediante los líquidos propiamente dichos.

Además a mayor ingesta de agua tendremos otros beneficios, pues se sabe que el agua ayuda a perder peso al dar saciedad y distender el estómago, también nos ayuda a prevenir el estreñimiento, evita la sequedad en piel y cabello, favorece la circulación de la sangre, previene alteraciones en la presión arterial y evita la retención de líquidos así como mejora el funcionamiento de los riñones.

agua-plato1

Por todas estas razones, proponemos beber más líquidos y también, incrementar el agua de tus platos.

Trucos para incrementar el agua de los platos

Como siempre decimos, toda comida se inicia con la selección de los ingredientes y la compra de los mismos, por ello, el primer truco que podemos dar para incrementar el agua de nuestros platos es escoger más productos frescos, que si bien tienen menor tiempo de vida útil, siempre tienen más agua en su composición.

También podemos escoger ingredientes con alto contenido acuoso como frutas y verduras frescas, leches o yogures.

Posteriormente a ello, es importante el método de cocción que empleamos, pues si las verduras las cocinamos al horno, se deshidratarán, mientras que si las preparamos al vapor su contenido acuoso permanecerá.

Lo mismo sucede si las consumimos crudas, por ello un buen consejo para incrementar el agua de los platos es consumir más frutas y verduras frescas, sin cocción alguna.

agua-plato2

En invierno también suele ser muy útil el consumo de compotas que son preparaciones sencillas con alto contenido de agua, al igual que las sopas, un plato de invierno muy recomendable porque es muy versátil y posee alta proporción de agua.

También podemos emplear en nuestros platos gelatinas que requieren de hidratación con agua y por ello, contribuyen a incrementar el contenido acuoso de las recetas.

Otra buena opción es emplear zumos de verduras y frutas para nuestros platos e incorporarlos como parte de salsas, por ejemplo.

Y si hablamos de alimentos que también suelen contener mucha agua podemos nombrar quesos frescos o de crema, pastas frescas, huevos y pescados, pero siempre recordemos que dependiendo de la cocción, pueden perder gran parte del líquido que contienen, por ello, las técnicas recomendadas para incrementar el agua de los platos son al vapor, hervidos, guisados, o papillote.

Con estos trucos podemos incrementar el agua de los platos y así, asegurar una buena ingesta de líquidos cada día, no sólo mediante las bebidas sino también, con cada preparación sólida que se incluye en nuestra mesa.

En Vitónica | Algunos trucos para consumir líquidos cuando llega el frío
En Vitónica | Datos interesantes sobre la hidratación
Imagen | Maya83, Stormwarning y Dinner Series

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario