Un hombre sufre una mordedura tras abrir un licor de serpiente chino que llevaba cerrado más de un año

Un hombre sufre una mordedura tras abrir un licor de serpiente chino que llevaba cerrado más de un año
Sin comentarios

Seguramente, si lagartos y serpientes hablaran —en un hipotético mundo de Disney, donde fueran seres hablantes— no les haría mucha ilusión acabar aromatizando licores y alcoholes, como es tradición en China.

Por eso, no extraña —o no del todo— que un hombre chino de la provincia de Heilongjiang (en el norte del país) sufriera una mordedura de serpiente. Lo dramático del acontecimiento no está en el bocado, plausible, sino en cómo venían las serpientes.

Tras más de un año sumergidas en un vino de arroz, ofreciendo sus 'terapéuticas' posibilidades, el protagonista de nuestra historia recurrió a la medicina tradicional china con este brebaje al aroma de serpiente con la mala suerte de que las serpientes estaban vivas.

La intención, buena, era curar a su hijo de una enfermedad crónica para la que había probado diferentes remedios médicos modernos y tradicionales, pero ninguno resultaba válido. Motivo por el que decidió apostarlo casi todo al vino de serpiente, viendo el poco éxito de los otros métodos.

Como habría cantado Peret: "no estaban muertas, que estaban de parranda". La sorpresa, mayúscula, que reporta Drink Business haciéndose eco de una noticia de China Times, tiene una cierta justificación que explica cómo nuestro ofidio amigo ha sobrevivido así durante doce meses a su baño de alcohol.

Dos son los motivos por los que es posible que las serpientes, al acecho, estuvieran todavía vivas. El primero es porque la botella no estaba bien cerrada y permitía un flujo de aire mínimo que facilitase la respiración de las tres protagonistas. El segundo es que, al tratarse de animales de sangre fría, pueden sumirse en un letargo que les permita reducir su consumo de oxígeno durante largo tiempo.

El resultado acabó con nuestro noble alquimista con una mordedura por triplicado y, como podía ser entendible, vemos que los humanos guardamos algo de relación con las serpientes: a ninguno nos gusta que nos despierten bruscamente.

Imágenes | iStock

En Directo al Paladar | ¿Cómo cocinar una serpiente? La prueba más difícil de MasterChef Celebrity se lleva a uno de los aspirantes que mejor cocinaba
En Directo al Paladar | Las 17 mejores recetas de comida china de Directo al Paladar para celebrar el Año Nuevo Chino

Temas
Inicio