Publicidad

Probamos las nuevas torrijas congeladas de Mercadona: listas para comer en nueve horas

Probamos las nuevas torrijas congeladas de Mercadona: listas para comer en nueve horas
2 comentarios

La Semana Santa supone una agitación culinaria que llena nuestras vidas de potajes, bacalao y, como no, torrijas. Sabéis que nosotros solemos ser bastante puristas en este sentido y con nuestras recetas, aunque sabemos que la tendencia también pisa fuerte y, a veces, con demasiada vehemencia, tanto que encontramos rarezas como la croqueta de torrija o la torrija de espirulina.

Si hay una reina de este tiempo de abstinencia es la torrija, claro, dulce por antonomasia de la Cuaresma y la Pascua, que más barata y más sencilla no puede ser: pan, leche, huevo, canela, azúcar y luego ya si queremos coquetear con vino o miel correrá por nuestra cuenta.

Una propuesta que va más allá de Jueves Santo o Viernes Santo y que ahora también se encuentra en los lineales de congelados de panadería (donde las tartas) de Mercadona.

A esta moda se ha sumado la compañía valenciana dirigida por Juan Roig, que pone en bandeja -literalmente- unas torrijas congeladas bastante competitivas de precio -si hablamos de torrija comprada- y que puede hacer un apaño culinario, aunque con algunas reservas.

¿Están buenas las torrijas congeladas de Mercadona?

Los ingredientes son los habituales: pan, leche, canela, huevo, azúcar y luego una importante colección de conservantes y aromatizantes (como veis en la imagen). Todo ello bajo el sello Mercapastry, que ya lanzó estas torrijas en 2019, solo que aquella vez solo estaban en unas pocas provincias.

Ahora llega a toda España y lo hace con unas bandejas de cuatro unidades (400 gramos en total) congeladas. Tras el descongelado preceptivo de las torrijas (nueve horas en nevera, aunque a las seis horas ya se pueden comer, pero conviene atemperarlas) y su posterior cata reconozco que estoy sorprendido.

Foto 02 Torrijas

La textura de la torrija es buena, tierna y da la sensación de haber sido bien empapada en leche, aunque el pan es algo duro en la zona de la corteza (hay que hacer cierta fuerza para partirla con cuchara -a mí me gustan que casi se deshagan-). La fritura es limpia y no son aceitosas, aunque de nuevo los bordes reúnen algo más de esa textura solida y de sabor a frito, algo que no conquistará a los que buscan torrijas muy blancas.

Sin embargo, el corazón de la torrija está bueno, no son secas -tiene mérito teniendo en cuenta que no tienen la clásica salsita-, pero tampoco fundentes o líquidas (como últimamente se ve) y hará las delicias de los que sean muy amantes de la canela (quizá el único gran pecado de esta torrija) porque viene cargadito de ella.

Foto 01 Torrijas Bandeja

Más allá de esos 'defectillos' me parece una torrija digna y que para tener en el congelador y darse un capricho esporádico no viene mal. Ahora bien, vamos a otras lides.

¿Valen para una urgencia? Pues depende, pero a priori no. Hablamos de torrijas que, según las indicaciones de la marca, piden nueve horas de descongelación en nevera, así que como capricho o urgencia no nos harían el apaño, pero ya os hemos comentado que en seis horas están descongeladas (más apenas 13 minutos que he tardado en llegar a casa con ellas a temperatura ambiente, lo cual no me parece excesivo).

Otra cosa es que seamos previsores y las descongelemos la noche anterior -en tal caso, las torrijas aguantan cuatro días en su propia caja una vez descongeladas-.

La gran novedad de estas torrijas es que son las primeras torrijas congeladas del mercado, aunque ya hemos visto otros supermercados comercializando torrijas 'frescas'.

Donde sí encontramos una ventaja competitiva de estas torrijas es en su precio, apenas 3,65€ por cuatro torrijas nos parece bastante barato. Sobre todo si lo comparamos con otras torrijas (en este caso de pastelería, pero con delivery) como las de Viena Capellanes (2,90€ por torrija de 140g) o las de Pastelerías Mallorca (7,25€ por 3 o 4 torrijas con un peso total de unos 250g).

Evidentemente no es lo mismo una torrija de pastelería más o menos recién hecha, que una torrija descongelada, sobre todo por la textura y la presencia de la salsa, pero si nos vamos a la relación calidad-precio, la opción Mercadona es más que interesante.

Además, si os ha quedado hambre y ganas, te dejamos un recital de torrijas propias y es que en Directo al Paladar tenemos hasta 29 recetas de torrijas distintas, aunque las de leche son infalibles, pero las hay de pan brioche, de vino, de café con leche, con zumo de naranja, de natillas, de crema pastelera e incluso con doble sello Michelin.

En Directo al Paladar | Las 29 mejores recetas de torrijas: una Semana Santa para todos los gustos
En Directo al Paladar | Torrijas de leche, receta fácil y tradicional de Semana Santa (vídeo incluido)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio