Publicidad

Sí, puedes comer un huevo al día (y es más sano para tu corazón que comer cualquier tipo de carne)

Sí, puedes comer un huevo al día (y es más sano para tu corazón que comer cualquier tipo de carne)
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El huevo es un alimento básico de nuestra dieta, protagonista de un debate científico que dura décadas.

Los huevos son una fuente asequible de proteínas de alta calidad, hierro y ácidos grasos insaturados, pero debido a su contenido en colesterol, se ha asociado siempre su ingesta excesiva al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

La Fundación Española del Corazón recomienda consumir solo entre 3 y 5 huevos a la semana, una ingesta que debe reducirse a entre 2 y 3 si se tienen altos niveles de colesterol en sangre.

Las recomendaciones institucionales siempre son conservadoras y tardan en cambiarse, pero lo cierto es que, pese a que ha habido diversos hallazgos contradictorios, hay ya una importante carga de evidencia que limita enormemente la relación entre el consumo de huevos, los niveles del colesterol y la enfermedad cardiovascular (e incluso, apunta a efectos protectores). Una carga que se refuerza hoy con un gran estudio firmado por el profesor de nutrición de Harvard Jean-Philippe Drouin-Chartier, y publicado en The British Medical Journal, que asegura que el consumo de hasta un huevo al día no está asociado con ningún tipo de riesgo cardiovascular.

Huevos

Un estudio con 215.000 personas

El nuevo estudio observacional analiza la relación entre el consumo de huevos y las enfermedades cardiovasculares (infartos, ictus y otras enfermedades coronarias) entre más de 215.000 hombres y mujeres estadounidenses, profesionales de la salud, que han participado durante 32 años en tres estudios de cohorte.

Durante el período de seguimiento, hubo 14.806 casos de enfermedad cardiovascular, incluidos 9.010 casos de enfermedad coronaria y 5.903 casos de accidente cerebrovascular (ictus). La mayoría de las personas comía entre uno y cinco huevos por semana, pero aquellos con una mayor ingesta de huevos tenían un Índice de Masa Corporal más alto, tenían menos probabilidades de ser tratados con estatinas y comían más carne roja.

Después de ajustar por edad, estilo de vida y factores dietéticos, los investigadores no han encontrado asociación alguna entre la ingesta de huevos y el riesgo cardiovascular.

El riesgo cardiovascular aumentaba, no obstante, cuando se reemplazaban los huevos por otro tipo de proteínas. Según los análisis estadísticos realizados, la sustitución de un huevo entero al día por una porción de carne roja procesada aumenta el riesgo cardiovascular en un 15 %, la carne sin procesar un 10 % y la leche entera un 11 %.

Huevos Chorizo Si les echas chorizo y patatas fritas el cuadro cambia.

Huevos sí, pero sin beicon

Como todos los estudios observacionales, esta investigación tiene sus limitaciones. Los análisis se han realizado solo entre profesionales sanitarios, que pueden tener patrones distintos a la los de la población general. El consumo de huevos, además, suele estar asociado a una dieta en general menos saludable.

Es en este punto en el que índice Andrew Odegaard, profesor de epidemiología en la Universidad de California, que firma un artículo editorial en relación al estudio: “Si se produce un consumo frecuente de huevos en el contexto de un patrón dietético general que se sabe que es cardioprotector, o si los huevos se consumen para cubrir necesidades nutricionales esenciales, entonces probablemente no haya nada de que preocuparse”.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

El problema, explica el profesor, es que el consumo frecuente de huevos muchas veces está asociado a un patrón típico de la dieta occidental, con altos niveles de cereales refinados, azúcares añadidos, carnes rojas y procesadas y alimentos procesados en exceso. Y esto echa por tierra cualquier beneficio.

“Los alimentos individuales pueden tener relevancia contextual para la salud, pero un cuerpo complejo y extenso de investigación nutricional y dietética respalda el enfoque actual que se centra en patrones dietéticos generales”, concluye el profesor.

Lo importante, asegura, no es consumir más o menos huevos (aunque no hay ningún problema por tomar uno al día dentro de una dieta equilibrada), sino seguir el patrón general de dietas bien estudiadas como la DASH o la mediterránea, que sabemos son la mejor herramienta disponible para comer de forma saludable.

En Directo al Paladar | En qué se diferencian los huevos de gallinas camperas y las criadas en suelo
En Directo al Paladar | Aguacates con huevos al horno, receta de desayuno saludable

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios