Compartir
Publicidad

Distintas formas de cocinar Patatas II

Distintas formas de cocinar Patatas II
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por más que intento imaginarme la cocina sin las patatas, no puedo. ¿Cómo vivían en esta vieja Europa nuestros antepasados sin ellas? ¿No os cuesta tanto como a mí imaginar una cocina de hoy en día sin patatas?

En la primera parte de este post, os hablé de unas pocas formas de cocinar patatas: cocinadas hervidas y unos consejos para que salgan geniales, al vapor y dos purés básicos para saborear la patata en toda su dimensión.

En este post quería terminar de hablaros de las formas clásicas de cocinar patatas. Os hablaré sobre las patatas salteadas, las fritas sin pochar y las fritas pochadas, las patatas risoladas y al horno.

Las patatas salteadas se lavan bien y se cuecen con agua y sal con la piel, se escurren y se dejan enfriar extendidas. Se pelan y se cortan en rodajas salteándolas en aceite muy caliente, incluso en manteca de cerdo o mantequilla, hasta que se doren.

Al hablar de patatas fritas sin pochar me refiero a las patatas chips, rejillas, paja, cerilla, etc. Son las patatas cortadas finas bien en lonchas o en bastoncitos delgados que se lavan y se escurren, friéndolas en abundante aceite muy caliente; una vez secas y doradas se retiran del aceite escurriéndolas bien. Finalmente se sazonan.

Las patatas fritas pochadas son las españolas, puente nuevo, etc. Se cortan gruesas, se lavan bien y se escurren, para meterlas en abundante aceite caliente, dejándolas hasta que resulten blandas, no alcanzando mucha temperatura el aceite, se escurren bien y cuando van a servirse se meten de nuevo en el aceite muy caliente para que se doren. Finalmente se sazonan.

Las patatas risoladas, se cortan preferiblemente con un "vacía tomates" sacando porciones redondas de las patatas. También se pueden cortar en trozos y de esa forma aprovechamos toda la patata. Se lavan tantas veces sean necesarias para que al gua salga clara. Se blanquean en agua sin sal, el tiempo dependerá del grosor de las patatas de unos segundos a tres o cuatro minutos. Se escurren y se echan en una placa con mantequilla bien caliente, teniendo precaución de que no queden huecos en el utensilio, ni que se amontonen, se sazonan y se meten al horno, dejándolas hasta que estén doradas y tiernas.

Las patatas al horno, se lavan, y húmedas se forran con papel de aluminio. Meterlas al horno y una vez asadas partirlas por la mitad y añadirlas mantequilla, mahonesa o all-i-oli.

En Directo al Paladar | Distintas formas de cocinar Patatas (I) En Directo al Paladar | Patatas con salsa brava. Receta En Directo al Paladar | Patatas a la importancia. Receta En Directo al Paladar | Receta de patatas fritas chinas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio