El jamón más antiguo del mundo tiene 120 años, su propio museo, cuenta de Twitter y una webcam en vivo

El jamón más antiguo del mundo tiene 120 años, su propio museo, cuenta de Twitter y una webcam en vivo
Sin comentarios

El condado de Isle of Wight, en el estado estadounidense de Virginia, alberga un curioso museo que recibe numerosos visitantes atraídos por la mascota no oficial del lugar, toda una celebridad centenaria conocida además por su animada actividad en Twitter. Es un jamón curado, acaba de cumplir 120 años y se cree que no solo es el más viejo del mundo conservado, también sigue siendo comestible. Al menos, en teoría.

Con un aspecto de cuero momificado, el jamón acaba de cumplir 120 años

El susodicho no está bautizado -aunque a veces se le apoda Methuselah -(Matusalén)-, simplemente es el jamón. Todo el mundo en el condado conoce y está orgulloso de esta pieza histórica que ha adquirido personalidad propia, especialmente con el despegue de internet y las redes sociales, e incluso se trata con cierto cariño. Este verano se festejó su cumpleaños por todo lo alto y tiene especial éxito entre los niños, para los que el museo organiza numerosas actividades, incluyendo la visita de Santa Claus en fechas navideñas.

La añeja chacina no tiene un aspecto actual demasiado apetitoso, recordando más bien a una momia o una extraña pieza de cuero reseco, pero eso no parece restarle encanto. Es la estrella del humilde museo local, símbolo de la ciudad y todo un icono de la propia historia y cultura del condado, pues la pequeña localidad de Smithfield es famosa en todo el país por su centenaria producción de jamones y otros productos derivados del cerdo.

El jamón perdido convertido en mascota

La empresa local Gwaltney Foods, fundada en 1870 y aún en activo hoy bajo propiedad de Smithfield Foods, lideró la producción de alimentos derivados del cerdo con el desarrollo de la curación y conservas cárnicas en una época en la que la población general todavía no disponía aún de sistemas se refrigeración en sus casas. La carne curada en seco permitía la conservación a largo plazo sin riesgos sanitarios, de la misma manera que nuestro jamón ibérico o que el prosciutto di Parma.

Jamon1
A la izquierda, el visionario Pembroke D. Gwaltney Jr. A la derecha, foto promocional de la compañía de los años cincuenta.

El jamón de récord que nos ocupa fue curado durante la producción del año 1902, pero algo debió suceder en aquella época, pues permaneció olvidado en un almacén durante años. Hasta que, dos décadas más tarde, el heredero de la empresa Pembroke D. Gwaltney Jr. lo reencontró de casualidad comprobando, con gran entusiasmo, el buen estado de conservación del mismo. Y rápidamente vio su potencial como estrella promocional de su marca.

La idea de convetirlo en la propia mascota publicitaria de la compañía fue literal, pues no dudó en colocarle una especie de collar de latón con una cadena y se dedicó a pasearlo por ferias y exposiciones varias alardeando de la calidad de su empresa, demostrando así que el proceso de curación permitía conservar la carne perfectamente sin estar refrigerada.

Jamon

Rápidamente el 'jamón mascota' se hizo popular en el sector y también entre la propia población del condado y zonas cercanas, protagonizando varios artículos en la prensa local y especializada. Adquirió vida propia y, aunque Gwaltney siempre defendió que podía comerse perfectamente, nunca se atrevieron a hacer la cata de su carne.

El jamón de Twitter con webcam en directo

Al parecer, el entusiasta de Pembroke no mentía, pues según estudios de expertos en microbiología, el viejo jamón sigue siendo comestible, al menos para quien tenga estómago para probarlo. Más allá de su aspecto semejante a un brazo mutante momificado, probablemente su textura y sabor resultarían excesivamente intensos para los paladares de hoy. Las carnes maduradas tienen un límite.

Webcam
Captura de la pantalla de la webcam que retransmite en vivo desde la sala del museo donde está la vitrina del jamón más viejo del mundo, en el centro.

Tampoco es que eso importe, pues a nadie en Isle of Wight se le ocurriría "matar" a su atracción. Desde hace años ocupa un lugar privilegiado en el Museo del Condado, fundado en 1976 por iniciativa de los propios ciudadanos para preservar el patrimonio local histórico. En una de las salas principales del centro se encuentra hoy la vitrina que acoge al jamón, climatizada para controlar la temperatura y humedad, enmarcado por otros dos jamones históricos, uno de ellos supuestamente el más grande del mundo.

Una webcam conectada las 24 horas -llamada ham cam- retransmite en vivo la vida de los jamones para que todos los curiosos y fans puedan estar al día de sus andanzas, en complemento de su cuenta de Twitter, donde el propio jamón comparte sus novedades, las fotografías de los visitantes y algún que otro comentario sobre la actualidad.

El museo en sí mismo alberga además fósiles prehistóricos, utensilios y objetos históricos relacionados con la historia y cultura del condado, recreando la vida popular de épocas pasadas e instruyendo sobre la industria del cerdo local, animal que centra gran parte de la atención de la institución y de las actividades que organiza.

Visitante Jamon

Los visitantes pueden fotografiarse junto a la vitrina de los jamones posando con una réplica impresa en tres dimensiones, y también conocer al otro curioso habitante del museo, el cacahuete más antiguo del mundo.

Fotos | Isle of Wight County Museum
En DAP | 'European Ham Tour': del ibérico al de Parma, pasando por Praga, así se cura y hace el jamón en Europa
En DAP | Euskal txerri: así el cerdo vasco salvado de la extinción con el que se producen los embutidos que se rifan los estrella Michelin

Temas
Inicio