Compartir
Publicidad
Publicidad

Siete recetas con productos de otoño para el Picoteo del finde

Siete recetas con productos de otoño para el Picoteo del finde
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Por fin! El otoño finalmente ha llegado después de hacerse de rogar un poco más de la cuenta. Ahora ya me puedo entregar por completo a la cocina de temporada, porque, sinceramente, no me apetecía asar castañas llevando chanclas y una camiseta de tirantes. Para celebrarlo, os propongo siete recetas con productos de temporada para un Picoteo del finde muy otoñal.

Si tenéis el ritual del aperitivo en fin de semana -mi padre no se lo salta jamás- probablemente repitáis un picoteo más o menos fijo. ¿Por qué no adaptarlo un poco a cada estación? Todo sabe mejor en su época y el otoño nos regala productos deliciosos que pueden dar mucho juego también para preparar un tapeo en casa.

Castañas asadas

Castañas

En Murcia también tenemos puestos de castañas por las calles, pero con el otoño tan templado que solemos pasar el placer de comerlas no es lo mismo. En mi familia por eso siempre las asábamos nosotros en el campo, a la lumbre, donde sí refresca. Puede que ese recuerdo sea el responsable de que en Madrid casi nunca compro castañas por la calle, me gusta mucho más asarlas en casa.

Si tenéis la suerte de poder recoger vuestras propias castañas después de un paseo por el bosque, el plan de fin de semana estará completo. Las castañas asadas son un picoteo fantástico que no necesita nada más, pero que también se puede acompañar con otros platos o bebidas. Aquí tenéis la receta paso a paso para asar castañas fácilmente en casa.

Ensalada de granada, membrillo y naranja

Ensalada de Granada

Vuelvo a mis recuerdos de la infancia con la sugerente granada, un fruto de lo más saludable con muchas posibilidades en la cocina. En el campo donde siempre he pasado los veranos, había unas plantas de granada medio silvestres que daban frutos no comestibles, pero con los que los niños nos lo pasábamos en grande. Sí, se convertían en granadas literales, menos mal que ibamos aún en bañador y las manchas tenían remedio.

Una tarea muy adecuada para dedicarse con calma en el fin de semana es desgranar unos cuantos ejemplares de esta fruta. Por sí sola es una delicia para tener un cuenco al lado e ir picoteando, pero podemos también montar platos muy otoñales como esta ensalada de granada, membrillo y queso de oveja. Para compartir, servir en pequeños vasitos o incluso montar canapés, es perfecta para esta época.

Brochetas de boniato glaseadas

 Boniato

Tengo tal obsesión por las calabazas que a veces peco de dejar de lado un poco al boniato o batata. ¡Con lo que me gusta un buen boniato asado! Dulzón, aromático, nutritivo y reconfortante, es una delicia también llena de propiedades saludables, energética y saciante. Realmente es un tubérculo, pero por su sabor dulce y la textura de la carne lo asociamos más a la calabaza.

Se puede cocinar como una verdura más añadiéndolo a todo tipo de platos, como si fuera una patata o nabo, pero para el picoteo propongo montar unas brochetas de boniato glaseadas. Para el aperitivo podemos hacer pinchos o brochetitas más pequeñas, cortando el boniato en cubos de un bocado, y así se cocinarán además mucho antes. Añadid un poco de queso y el picoteo será perfecto.

Dulce de membrillo súper rápido

 Membrillo

El dulce de membrillo también me recuerda a mi casa, porque a mi familia siempre le ha encantado. A mí solo me gusta el artesano de buena calidad, y curiosamente casi siempre en combinaciones saladas. Una tía de mi madre consigue dulce de membrillo de su pueblo que es una verdadera delicia, y combinado con buen queso el placer en el paladar es sublime.

Por eso os animo a hacer vuestro propio dulce de membrillo casero, empezando con esta receta exprés para no complicarnos demasiado en la cocina. Cortado en piezas de un bocado y bien emplatado con algunos quesos, picos de pan y frutos secos, ya tenemos un picoteo otoñal de lujo.

Pastel de setas y nueces

 Setas

Otoño sabe a setas. Al menos es la imagen bucólica que casi todos tenemos al evocar esta estación, junto con bosques de castaños teñidos de colores amarillos y rojizos. Sí, hay setas en otras temporadas y hongos de cultivo y podemos comprarlas deshidratadas, pero comer setas en otoño tiene su encanto especial. Me encanta improvisar un plato con ellas cuando en el mercadillo me encuentro por sorpresa ejemplares silvestres recién cogidos.

Para el picoteo podemos preparar un sencillo y bien resultón pastel de setas y nueces, receta sin gluten que puede ser ideal cuando recibimos invitados. Se prepara en el microondas y podemos tomarlo caliente, frío o templado, por ejemplo acompañado de pan crujiente.

Puré de manzana con romero

Pure de Manzana

Estamos acostumbrados a tener manzanas en el supermercado todo el año, pero recordemos que es una fruta que ahora está en su mejor momento. Yo casi siempre las como directamente a bocados, pero en otoño me acuerdo de lo que me gusta cocinar con ellas. ¡Y no solo postres!

Mi padre me enseñó que la compota de manzana es un complemento delicioso para muchos platos salados. En Suiza la toman incluso con platos de pasta y queso, aunque sin duda la combinación más clásica es asados de carne. Este puré de manzana con romero deja un aroma maravilloso en la cocina y me parece fantástico para acompañar un picoteo con quesos, paté o buen embutido. O, simplemente, para dipear picos y rosquillas.

Pastas de té al ajo negro y naranja

Pastas de té

Para finalizar tengo una propuesta muy curiosa que gustará a los más golosos. Sí, estas pastas llevan ajo, pero es que el ajo negro tiene un sabor dulzón particular que puede transformar por completo incluso recetas dulces. Y no podemos olvidar que estamos ya en temporada de cítricos, con las primeras naranjas de temporada seduciéndonos en el mercado.

La naranja, su zumo y su ralladura, dan mucho juego en la repostería pero también en platos salados. En este caso, las pastas son dulces pero no tanto como para chocar en el picoteo, y de hecho podéis reducir aún más el azúcar para potenciar los aromas de los demás ingredientes. Probadlas con un queso curado potente, o a modo de tosta para untar algún paté o crema salada. Los contrastes pueden ser deliciosos.

Disfrutemos del otoño mientras aguante todavía con medias tardes de sol y temperaturas agradables. Aún apetece tomarse el picoteo del finde en la terraza, ya con la rebeca puesta, pero tampoco está nada mal disfrutarlo bajo el refugio de casa si fuera cae una tormenta. ¿Se nota que es mi estación favorita?

En Directo al Paladar | Siete recetas de panecillos para acompañar nuestro Picoteo del finde
En Directo al Paladar | Media docena de recetas con champiñones para el picoteo del finde

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos