Compartir
Publicidad
Publicidad

Alexander Schmitt en Vinoble 2008 de Jerez

Alexander Schmitt en Vinoble 2008 de Jerez
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días os hablamos sobre sobre unos seminarios de olfacción para los amantes del vino en la Rioja que impartía Alexander Schmitt, un perfumista reconocido mundialmente que ahora se dedica a asesorar sobre los aromas de los vinos.

Hoy en Vinoble 2008, la feria de los caldos de Jerez, Alexander Schmitt, ofrecerá una sesión de 'olfacción' que permitirá descubrir los diferentes aromas que se desprenden de manzanillas, finos, amontillados, olorosos, palo cortado o Pedro Ximénez, desmontando de esta forma algunos tópicos y alumbrando nuevas sensaciones. Los seminarios de olfacción son una nueva herramienta a disposición de los profesionales del mundo del vino que pretendan mejorar en sus conocimientos de análisis sensorial o cata.

Schmitt, creador de algunos de los perfumes más conocidos y que recientemente ha adaptado sus conocimientos olfativos al mundo del vino, explicará 'si realmente los finos y la manzanilla huelen a levaduras, camomila y panadería, si los aromas de los olorosos son los propios del cuero o la trufa, o los de los Pedro Ximénez son las pasas, higos y dátiles'.

Alexander Schmitt se ha convertido en un revolucionario dentro de la cultura del vino. Es capaz de identificar con precisión en torno a 1.200 aromas, mientras que una 'nariz normal' no sobrepasa los 200, después de haber recibido formación al respecto. Actualmente instruye sobre olfacción a enólogos y profesionales del sector, colabora con la Facultad de Enología de Bordeaux y frecuentemente da conferencias sobre la olfacción, el vino y la perfumería en distintos países del mundo.

Pero éste no es el único acontecimiento que tendrá lugar en el marco de la celebración de Vinoble 2008. Jerez: los más viejos del lugar es el título de una experiencia que dará la oportunidad a los asistentes de catar vinos de vejez excepcionales a los que rara vez se tiene acceso. Caldos de más de 30 años (VORS), añadas de gran vejez y reliquias de algunas de las bodegas más emblemáticas de la Denominación de Origen, 'un elenco de joyas que constituyen la demostración más evidente de que en el Marco de Jerez se encuentran los vinos más viejos que se pueden beber, y disfrutar, en el mundo', aseguran desde la Denominación.

Vía | Cinco días Más información | Vinoble 2008 En Directo al Paladar | Seminarios de olfacción para los amantes del vino en la Rioja

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos