Compartir
Publicidad

Pon color en tu mesa, y pondrás vitaminas

Pon color en tu mesa, y pondrás vitaminas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"¡Qué la comida sea tu alimento, y el alimento tu medicina!" solía decía Hipócrates allá por el siglo V a. C. en Grecia. Y es que la alimentación y la nutrición - aunque siempre van unidas - en realidad, son dos procesos diferentes. Tanto es así, que una persona a pesar de comer, puede estar malnutrida si entre los alimentos que ingiere no toma los nutrientes necesarios para que su cuerpo funcione de una forma correcta.

Pero, ¡vayamos paso a paso! Porque, ¿qué son a ciencia cierta los nutrientes?, os preguntaréis. Pues, los nutrientes son, nada más y nada menos, que las proteínas, las grasas, los carbohidratos, las vitaminas, los minerales y el agua. ¡Ahí es nada!

¿Sabíais que cuanto más color tiene una fruta o una verdura, más vitaminas contiene? ¿Y que es mejor privilegiar la parte verde más oscura de la lechuga a las zonas blancas? Pues, para explicarlo bien, y que todo el mundo lo entienda, la organización Produce for Better Health Organization ha creado una lista con los mejores alimentos para nuestra salud.

En general, tienen en común que protegen contra el cáncer, previenen enfermedades, bajan el colesterol, alivian dolores e inflamaciones, y fortalecen el sistema inmunológico. Para que resulta más fácil de entender esta lista - que incluye gran parte de las frutas y de las verduras -, a los responsables de esta acción se les ha ocurrido la brillante idea de dividirla por colores. De esta forma, resulta mucho más fácil de explicar, y también que podamos retener, los beneficios que cada uno de estos colores aporta a la salud de las personas, ya que cada color es rico en nutrientes y en fotoquímicos.

Frambuesas

Los nutrientes cumplen tres importantes funciones:

  • Una función energética al proporcionándonos la energía que necesitamos para poder levantarnos, andar, correr, trabajar, estudiar, etc. Los nutrientes que cumplen esta función energética son los hidratos de carbono y las grasas.
  • Una función plástica, ya que los nutrientes nos proporcionan las proteínas necesarias para la formación y renovación de nuestro organismo.
  • Una función reguladora. Los nutrientes, en forma de vitaminas y minerales, controlan las reacciones químicas que se producen en nuestro cuerpo. Son nutrientes sin valor energético, pero imprescindibles para el correcto funcionamiento del metabolismo en general. Son necesarios en pequeñas cantidades.

Con toda esta información, ya podemos imaginarnos que para estar sanos hay que incorporar el arco iris a nuestras vidas mezclando, a la hora de sentarnos a la mesa, no sólo mantelitos, vajillas, cubertería o vasos de vivos colores, sino también los colores de las frutas y de las verduras.

Lechugas

Guía de colores:

Rojo Actúa como antioxidante por su contenido de vitamina C y betacaroteno. Aporta un fotoquímico, el licopeno, que baja el nivel de colesterol en sangre, reducen el riesgo de problemas en la vejiga, estómago y colon, y previene varios tipos de cáncer. Las fresas, frambuesas, cerezas y arándanos siempre se han llamado "frutos rojos", y son una rica fuente de antioxidantes. Pero, perteneciente a estos grupo también están los pimientos rojos, los rábanos o los tomates. Contienen pocas calorías, fibra y propiedades diuréticas y laxantes. Ayudan a prevenir el cáncer e infecciones.

Naranja El melón, más si es del tipo francés, contiene vitamina C y betacaroteno que protege las células y la piel contra las quemaduras. Refuerza el sistema inmunológico y disminuye la presión arterial. Otras deliciosas frutas de color naranja son los naranjas, mandarinas, albaricoques, melocotones, zanahorias, papayas o incluso los pimientos amarillos. Todos son una fuente inagotable de vitaminas (provitamina A y vitamina C), beta carotenos y licopeno, y minerales (como el potasio, calcio y magnesio). Y, gracias a sus niveles de vitamina E, también pueden ayudar a disminuir el riesgo de contraer cáncer.

Amarillo Dentro de esta categoría podríamos englobar a todos los cítricos (limones, limas, etc.). Resultan estupendos porque ayudan a prevenir el cáncer, contienen grandes contenidos de Vitamina C y también contienen mucha fibra.

Verde El verde es el color de la mayoría de las verduras. Sus compuestos fortalecen el sistema inmunológico y mantienen la piel y el cabello saludables. Son muy resistentes a la congelación, y poseen fibra. Además, son ricos en vitaminas A y C, y también suelen ser una buena fuente de riboflavina, vitamina B-6, calcio, hierro y magnesio. Dentro de esta categoría están las espinacas. Algunos, como el brócoli, contienen indol-3-carbinol y sulforafano, que previene el cáncer de mama, y antioxidantes (vitamina C y beta caroteno). Es una rica fuente de calcio, potasio y fibra. También contiene fitonutrientes que pueden prevenir enfermedades crónicas, como problemas cardiacos, diabetes y algunos tipos de cáncer. El aguacate, además de estar delicioso, contiene gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados, claves para el control del colesterol y los triglicéridos. Aporta vitaminas del grupo B que tienen un efecto protector sobre el corazón. También aporta una buena dosis de fibra. Dentro de esta categoría también entrarían las alcachofas, espárragos verdes, coles de Bruselas, pepino, perejil, y el pimiento verde.

Azul-Morado Los polifenoles que se encuentran, por ejemplo, en la piel de las uvas tintas ayudan a prevenir el envejecimiento, y protegen el funcionamiento de la memoria y la salud de las vías urinarias; demás de preservar la salud de la memoria, del corazón, y del tracto urinario, protegiendo, al igual que la mayoría de frutas y verduras, contra algunos típos de cáncer. Pertenecientes a esta categoría también están las moras, grosellas, ciruelas, higos, pasas, arándanos, lombarda o la berenjena.

Blancos Blanca es la cebolla, que tiene propiedades anticancerígenas por su contenido en quercetina, un flavonol que protege las células. La cocción de la cebolla destruye sus nutrientes, así que siempre se debe comer cruda; y también los ajos que contienen antioxidantes que protegen contra el cáncer de mama, próstata y colon. Ayudan al sistema inmune porque combatne virus y bacterias. Al igual que las cebollas, tienen propiedades anticancerígenas, antiinflamatorios, combaten infecciones, mejoran la circulación, previenen la hipertensión y son analgésicos. Aunque suelen ser marrones por fuera, son blancas por dentro la nueces, avellanas, almendras, castañas, etc. Su consumo regular disminuye hasta en un cincuenta por ciento el riesgo de padecer infartos y ayudan a disminuir los problemas de colesterol. Brindan energía y vitaminas para el organismo, y también son una fuente importante de calcio y fibra.

Lo bueno de este sistema es que, además de proporcionarnos una alimentación adecuada y equilibrada, al reunir todos los colores de la fruta y de las verduras en nuestro día a día, también resultará armoniosa y colorida, haciendo que resulte súper apetecible no sólo para el gusto, sino también para la vista.

En Helios es vida:

Más información | Helios es vida

Fotos | @NinaMathieus

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio