Compartir
Publicidad
Publicidad

Comparativa de tres caldos envasados, los caldos de pollo de gama media

Comparativa de tres caldos envasados, los caldos de pollo de gama media
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace unos años se han puesto de moda en los stands de los supermercados estos prácticos caldos envasados, que son una alternativa de calidad a los caldos caseros, con la ventaja de una mejor y más prolongada conservación, sin ocupar espacio en nuestros frigoríficos o congeladores, al estar envasados en UHT, lo que garantiza una larga fecha de caducidad. En este caso haremos una comparativa de tres caldos envasados de pollo, en la misma gama de precios: Gallina Blanca, Hacendado y Jarro Alegre.

Hay muchos fabricantes en este campo, con diferente éxito comercial. Dentro de una gama media tenemos el Caldo de Pollo de Gallina Blanca, supongo que será el más vendido, además el primero en salir al mercado. Una marca española de toda la vida, ya famosa por su archiconocido caldo concentrado en pastillas, el Avecrem, presente en las cocinas de todo el país. En cuanto a su precio, 1,55 euros, es el más caro de los tres, pero muy por debajo de otras marcas más caras, como Knorr o Aneto, que doblan el precio.

El envase es atractivo, y es un tetrabrick resistente. Las indicaciones nutricionales y el listado de ingredientes son correctos, pero no se leen muy bien al tener serigrafiado el fondo. En letras grandes se lee “bajo en grasas”, y es cierto que tiene un 0,3 %, pero en el rótulo dice “Y con sólo un 0.1% de materia grasa”, lo cual no coincide con la información nutricional facilitada.

caldos envasados gráfico

Referente a sus cualidades culinarias, puedo decir que lo he usado ampliamente y no es de mis preferidos. El sabor es correcto, pero peca de un exceso de sal, por lo que hay que tener cuidado a la hora de utilizarlo como fondo para salsas o estofados, y añadir en este caso poco o nada de sal. Incluso recomendaría diluirlo con un poco de agua si lo vamos a usar directamente para hacer una sopa con fideos o arroz, por ejemplo. Claramente el contenido en sal es un aspecto mejorable.

Otro caldo que últimamente uso mucho es el Caldo de Pollo Hacendado, de precio razonable, 1 euro el brick de litro, con un sabor muy bueno. El brick no es tan atractivo como el de Gallina Blanca, pero el etiquetado e indicaciones nutricionales son correctos. El contenido en sal no es excesivo. El más bajo de los tres en contenido en grasa, un poco por debajo del de Gallina Blanca.

Pero el que más me gusta, curiosamente, es el más barato. Es el Caldo de Pollo y Verduras Jarro Alegre, que se vende en la cadena de supermercados Lidl. En este caso, un caldo muy sabroso, con un suave sabor a verduras y pollo. Etiquetado correcto, tanto en fecha de caducidad como indicaciones nutricionales. Contenido en sal moderado y un porcentaje de grasas adecuado, aunque es el que más grasas y calorías aporta. El precio de 0,85 euros, el más barato de los analizados, un poco por debajo del competidor de Hacendado.

De los tres, el de Gallina Blanca es el único que no lleva aceite de oliva añadido, y sin embargo incluye manteca de cerdo entre sus ingredientes, a diferencia de los otros dos.

No incluyo aquí otras marcas más caras, como Knorr o Aneto, que triplican el precio del más barato. Son productos sin duda de gran calidad pero que por su excesivo precio no los considero equiparables. Precio quizás justificado por la calidad de los ingredientes utilizados, de hecho Aneto es un reputado fabricante de embutidos y jamones. Su estrategia comercial parece clara, se vende como producto “gourmet” y el precio parece ser parte de esa estrategia.

Yendo más allá de comparativas, un consejo práctico a la hora de usar estos caldos envasados es que podemos diluirlos con un poco de agua, en un porcentaje variable, en torno a un 20%, que podemos aumentar en el caso de la presentación de Gallina Blanca. Así además ahorraremos un poco en estos tiempos de crisis.

En conclusión, los tres caldos analizados son de buena calidad y sabor, aunque en este aspecto prefiero el de Jarro Alegre por su sabor a verduras. Los contenidos en grasa no son excesivos y la información y etiquetado más confuso es el ofrecido por Gallina Blanca.

En Directo al Paladar | Fondos de cocina: caldo de ave con Thermomix En Directo al Paladar | Receta de cuchara. Sopa de cebolla En Directo al Paladar | Recetas de cremas y sopas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos