Compartir
Publicidad

Ingredientes light, ¿útiles para comer más sano?

Ingredientes light, ¿útiles para comer más sano?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al momento de cuidar la dieta solemos recurrir a ingredientes light para reducir las calorías de los platos, sin embargo ¿son útiles para comer más sano? A continuación te revelamos las claves a tener en cuenta antes de seleccionar este tipo de productos.

¿Qué es un alimento light?

Un alimento light es aquel que posee un 30% menos o un porcentaje inferior de calorías respecto al mismo producto en su versión tradicional. Es decir, es un ingrediente que concentra menos calorías a expensas de la reducción de alguno de sus nutrientes energéticos.

Con esta definición, podemos pensar que todos los productos light son una gran ayuda cuando intentamos perder peso reduciendo las calorías que comemos, no obstante, no será lo mismo el 30% de calorías reducidas en un producto que tradicionalmente aporta 10 Kcal por cada 100 gramos, que en uno que ofrece 150 o 400 Kcal en igual cantidad de alimento.

Es decir, aunque un alimento light es siempre más ligero que el mismo producto en su versión tradicional, no siempre debemos dejarnos llevar por esta denominación, sino que debemos observar un poco más profundo cada ingrediente.

light2.jpg

Claves para elegir o seleccionar ingredientes light

Si estás buscando comer más sano, te recomendamos no caer simplemente en la elección de alimentos light porque son una opción más ligera, pues muchas veces detrás de menos calorías hay peores nutrientes o sencillamente no significan una reducción importante de calorías para nuestros platos.

Entonces, antes de elegir o seleccionar ingredientes light, recomendamos tener presentes algunos consejos:

  • Mirar siempre las calorías de un mismo producto en su versión tradicional y light, ya que muchas veces la diferente entre uno y otro es insignificante, mientras que varía considerablemente el precio siendo superior en la versión light.
  • Observar el contenido de nutrientes además de las calorías por cada 100 gramos, pues en ocasiones se reducen las grasas para disminuir el aporte energético, pero se incrementa el aporte de azúcares, o por el contrario, se eliminan las grasas y se reducen azúcares, pero se aumenta el uso de saborizantes y demás aditivos que vuelven importante el contenido de sodio del producto.
  • Considerar el uso que hacemos de un producto, pues muchas veces compramos un alimento light que en realidad consumimos esporádicamente y en pequeñas cantidades, siendo en estos casos conveniente usar la versión tradicional que podremos adquirir a un precio inferior con seguridad.
  • Analizar el contenido calórico de alimentos light y tradicionales de diferentes marcas, pues con frecuencia encontramos un producto de "x" marca con un contenido calórico semejante al de la versión light de otra marca, y a un precio inferior
  • Pensar en reemplazos naturales para ahorrar calorías que podemos conseguir a un precio inferior y con mejores nutrientes que un alimento light, por ejemplo, quizá una mayonesa light sea mucho más costosa que una salsa casera que podamos elaborar en reemplazo.

Con estos consejos en mente podrás seleccionar adecuadamente los ingredientes para tus platos, analizando si es conveniente o no la compra de alimentos light con el objetivo de comer más sano.

Hay que tener en cuenta que tras una evaluación de la OCU se encontró que en muchos alimentos la diferencia calórica entre la versión light y tradicional es insignificante, por ejemplo, entre los yogures, las galletas o las mermeladas.

Asimismo, no debemos olvidar que muchas veces los alimentos light continúan siendo alimentos concentrados en calorías, por ejemplo, las galletas o los snacks comerciales, que pese a tener reducido el aporte energético, suelen tener más de 100 Kcal por ración de 30 o 40 gramos.

light3.jpg

Alimentos light, ¿útiles para comer más sano?

Después de analizar los aspectos más importantes acerca del contenido nutricional y calórico de estos ingredientes, podemos concluir que no siempre los alimentos light son útiles para comer más sano.

Sólo en el caso de que la diferencia energética sea notoria entre un alimento light y su versión tradicional y se trate de un ingrediente que consumimos en grandes cantidades habitualmente podemos encontrar una verdadera utilidad a su uso, de lo contrario, muchas veces gastamos más dinero comprando light cuando realmente no logramos valiosos cambios a nivel nutricional en la dieta.

Por otro lado, no debemos olvidar que usar ingredientes light no es un permiso para comer más, sino que en determinados productos ligeros las calorías siguen siendo muchas, por lo que siempre debe primar la moderación con su consumo.

Asimismo, hablar de light es hablar de calorías únicamente, y al momento de comer más sano también debemos mirar los nutrientes y su calidad, por lo que, si escogemos consumir una mantequilla light o una mayonesa light donde la diferencia calórica sí puede ser notoria, no debemos olvidar que aun así son alimentos con grasas de las que no debemos abusar.

Por último, siempre piensa que puedas elaborar tu propia versión ligera o light en casa, con mejor calidad nutricional, a menor precio y quizá, con menos calorías que un producto comercial.

Entonces, no siempre los alimentos light son útiles para comer más sano, por lo que, antes de comprar ingredientes reducidos en calorías debemos analizar bien sus nutrientes, sus calorías y etiquetado nutricional así como las posibilidades de elaborar un reemplazo casero más saludable.

En Directo al Paladar | Bebidas y alimentos light, no recomendados para los niños
En Directo al Paladar | El Cola Cao light no es tan light según un estudio
Más información en | OCU
Imagen | Thinkstock, Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio