Receta de bizcocho de dulce de leche, con un toque caramelizado

Receta de bizcocho de dulce de leche, con un toque caramelizado
10 comentarios
17 votos

El dulce de leche que lleva incorporado este bizcocho puede ser en conserva o bien hecho por vosotros, lo importante es que le aporta un toque caramelizado al bizcocho que os sorprenderá. Y no os preocupéis, a esas proporciones no resulta empalagoso ni lo hace más dulce de lo normal, quedando un bizcocho muy jugoso gracias a la crème fraîche que siempre ayuda a suavizar las masas con levadura. Ésta se encuentra fácilmente en los lineales de productos lácteos y además podéis hacerla casera.

Ingredientes

Para 10 personas
  • Harina bizcochona con levadura 260 g
  • Azúcar 160 g
  • Dulce de leche 125 ml
  • Mantequilla 155 g
  • Huevo L 3
  • Crème fraîche 180 g

Cómo hacer bizcocho de dulce de leche

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 10 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 50 m

Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo o a 170ºC con turbo (aire). Engrasar y enharinar un molde, mejor en forma de corona para que la cocción sea más uniforme. Derretir unos segundos la mantequilla al fuego o al microondas hasta que esté líquida y dejar templar unos minutos hasta que pierda temperatura.

Mezclar en un bol la harina con levadura incorporada y el azúcar. En otro recipiente unir la mantequilla, los huevos, el dulce de leche y la crème fraîche. Remover con unas varillas hasta que los ingredientes estén totalmente mezclados. Añadir la harina y el azúcar y seguir mezclando hasta que no se vean grumos en la masa.

Paso a paso bizcocho de dulce de leche

Verter la mezcla en el molde y hornear durante 50 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. Retirar del horno y dejarlo unos cinco minutos dentro del molde y después desmoldarlo encima de una rejilla hasta que enfríe.

17 votos

Con qué acompañar el bizcocho de dulce de leche

El bizcocho de dulce de leche es un pastel que gracias a la crème fraîche se mantiene muy esponjoso y tierno durante varios días. Aunque creo que este detalle no lo vais a poder comprobar, sobre todo si tenéis niños en casa, ya que seguro que os vuela de vuestra despensa; es perfecto para acompañar de un vaso de leche o bebida vegetal fresquita, sin nada más, o algo de fruta fresca.

En Directo al Paladar | La receta de la increíble tarta de queso y dulce de leche del restaurante Janoko
En Directo al Paladar | Helado de dulce de leche sin heladera: receta fácil y rápida

Temas
Inicio