Compartir
Publicidad

Cobbler de ciruelas y manzanas con canela. Receta

Cobbler de ciruelas y manzanas con canela. Receta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según un entendido estadounidense este Clobber de ciruelas y manzanas a la canela, es un clásico de la cocina de su país. Aunque es un dulce que nació en la Edad Media en Inglaterra.

Es un pastel que se caracteriza por cocer las frutas en una olla, volcarlas en un molde y cubrirlas con la masa de harina, cuajando en el horno y siendo esta una cubierta para el postre. La masa se hace con una muy pequeña parte de harina y muy poco azúcar, escasas en muchos épocas, aprovechando siempre la fruta madura, un plato sencillo, barato y hogareño.

Los ingredientes

750 gramos de manzana, el zumo de 1 limón, 150 gramos de azúcar glas, 350 gramos de ciruelas maduras, 100 gramos de harina, ½ sobre de levadura, 1 cucharadita de canela, 50 gramos de mantequilla blanda, 1 huevo, 4 cucharadas de leche, 50 gramos de nueces peladas y troceadas, agua.

La preparación del cobbler

Pelamos, troceamos y quitamos el corazón de las manzanas. Las ponemos a hervir con un vaso de agua. Las dejamos unos 20 o 25 minutos o hasta que estén tiernas, si vemos que falta agua podemos añadirle.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Mientras pelamos y troceamos las ciruelas.

Cuando las manzanas estén cocidas desechamos toda el agua de cocción excepto una cucharada.

Preparación del cobbler de ciruelas y manzanas con canela

Volvemos a poner al fuego las manzanas con la cucharada de agua que no hemos desechado, junto al zumo de limón y 100 gramos del azúcar, dejamos cocer 5 minutos con la olla tapada.

Después de los 5 minutos añadimos las ciruelas troceadas y sin hueso y dejamos cocer durante otros 5 minutos.

Vertemos la fruta en un molde para horno.

En un recipiente de batidora, ponemos el azúcar restante, la mantequilla, la canela, el huevo, la leche, la harina y la levadura, lo batimos todo y lo volcamos sobre la fruta en el molde, no debemos revolverlo con la fruta, sobre la masa echamos las nueces troceadas y metemos en el horno durante unos 30 minutos, hasta que la parte superior este dorada y crujiente, para ayudarnos a esto podemos poner el gratinador los últimos 10 minutos.

La degustación

Lo cierto es que una ración de Cobbler de ciruelas y manzanas con canela en el plato no queda precisamente muy bonita, pero está realmente muy sabroso, una forma estupenda de comerla es todavía tibia y acompañado de una gran bola de helado sabor vainilla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos