Cómo hacer mochis japoneses caseros, la receta para que te salgan perfectos

Cómo hacer mochis japoneses caseros, la receta para que te salgan perfectos
Sin comentarios
7 votos

Puede ser que sepamos mucho de cocina japonesa y estamos habituados a encontrar en nuestras vidas gyozas, ramen, sushi, nigiri, miso y un sinfín de recetas

Pero quizá no sepamos tanto de los postres del país del Sol Naciente, donde los mochis son la auténtica bandera. Elaborados con una masa de harina de arroz glutinoso, que los hace pegajosos, y tiernos, resultan perfectos para finalizar una comida oriental.

Como veréis, aunque son un poco laboriosos, el resultado merece la pena y si queremos cambiar al gusto el sabor del relleno solo necesitamos añadir el ingrediente que queramos.

Además, no necesitan un instrumental complejo —con el que tenemos en casa basta— y los ingredientes se pueden encontrar con facilidad en tiendas de alimentación oriental.

Ingredientes

Para 20 unidades
  • Harina de arroz glutinoso para la masa 125 g
  • Azúcar para la masa 50 g
  • Agua fría para la masa 165 ml
  • Fécula de patata para trabajar la masa
  • Nata líquida para montar para el relleno 220 g
  • Azúcar glasé para el relleno 25 g
  • Gelatina en láminas para el relleno 2
  • Esencia de vainilla gotas para el relleno 2

Cómo hacer mochis caseros

Dificultad: Media
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 30 m
  • Reposo 2 h

La receta no es compleja, pero es laboriosa y lleva dos partes, la primera para hacer el relleno, que además necesita un poco de congelación.

Luego trabajaremos la masa exterior, que para que no se pegue necesitaremos el concurso de la fécula de patata para trabajarla con facilidad.

Empezamos haciendo nuestros mochis con el relleno, remojando la gelatina y disolviéndola en 20 gramos de nata. Luego montamos el resto de la nata con el azúcar y le añadimos los otros 20 gramos con la gelatina. Congelamos la masa en moldes semiesféricos aptos para congelador de unos 2,5 centímetros de diámetro, donde estarán un par de horas.

Pasado ese tiempo nos ponemos a hacer la masa, mezclando en un bol todos los ingredientes con la varilla —mejor si es eléctrica—.

Filmamos el bol y cocinamos la masa un minuto de micro a tope de potencia 850-900W. Sacamos, removemos y repetimos la misma operativa un par de veces más.

Para formarlos, vamos cogiendo porciones de unos 25 gramos de masa, enharinando los dedos con la fécula de patata para que no se pegue.

Extendemos, ponemos un núcleo de nata congelado en el centro y dejando el pliegue hacia abajo, para que se cierre por su propio peso.

Metemos los mochis en la nevera y dejamos que el núcleo se descongele unos 20 minutos y ya estarán listos para consumir.

7 votos

Bakeware Set Molde de silicona para la decoración de la torta Jelly Pudding Chocolate Candy 6 agujeros semicírculo 15 agujeros semicírculo 24 agujeros semicírculo Cada diseño 1pc Brown Color, Set of 3

Con qué acompañar los mochis japoneses

Un buen té matcha es el mejor amigo de unos mochis, que si no queréis hacerlos de vainilla como es este caso, podéis añadir al relleno el toque que queráis con cacao en polvo, canela, siropes de frutas, mermeladas o infusiones.

En DAP | Qué es el dango japonés y cómo preparar en casa el dulce favorito de Naruto
En DAP | Un viaje a Japón a través del mochi, el más dulce e internacional de sus postres

Temas
Inicio