Compartir
Publicidad

Crumble de cerezas, receta de postre con aires británicos

Crumble de cerezas, receta de postre con aires británicos
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si todavía no habéis probado un crumble, es hora de poner remedio al asunto. Aprovechando la temporada de cerezas, y que teníamos unos frutos de buen calibre en casa, hemos elaborado este crumble de cerezas con el que os podéis estrenar. La receta no defrauda en absoluto.

Este postre inglés de "reciente" creación es muy sencillo de hacer. Se tarda más en preparar la fruta, en este caso por el tema de deshuesar las cerezas, que en montar y hornear la receta. Que no os asuste el tiempo de elaboración porque se reduce bastante según la fruta que utilicemos.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Cerezas 150 g
  • Harina de trigo 45 g
  • Mantequilla fría 30 g
  • Azúcar 30 g
  • Almendra molida 15 g
  • Sal pizca

Cómo hacer crumble de cerezas

Dificultad: Media
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 35 m

Calentamos el horno a 200º C. Lavamos, escurrimos y deshuesamos las cerezas. Las colocamos troceadas de base en una fuente con fondo o bien como en mi caso en ramequines. Aparte mezclamos la harina con el azúcar y la almendra molida. Agregamos la mantequilla en trocitos y unimos todo frotando con la yema de los dedos, formando unas migas.

Cubrimos las cerezas con una montaña de crumble y horneamos hasta que la superficie esté dorada. Retiramos del horno y servimos templado o frío. Para esta receta es mejor que los frutos estén más bien maduros, sino, no se cocinarán del todo en el horno.

Crumble de cerezas. Receta paso a paso

Con qué acompañar el crumble de cerezas

El crumble de cerezas se puede tomar recién hecho, tibio o a temperatura ambiente, como más os guste. En el caso de este postre inglés no influye mucho la temperatura y está delicioso de cualquier forma. Me encanta acompañarlo de un poco de nata agria. Probad este contraste y veréis como os encanta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio