Publicidad

Mermelada de higos con vainilla y un toque de jengibre: receta para un desayuno delicioso

Mermelada de higos con vainilla y un toque de jengibre: receta para un desayuno delicioso
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

El vivir en un pueblo tiene como todos sabéis sus ventajas y sus inconvenientes, dentro de las primeras está sin duda el poder disfrutar de hortalizas, huevos camperos y fruta fresca abundante. Así que casi todos los agostos me encuentro con que me regalan gran cantidad de higos, que este verano he empleado en preparar una exquisita mermelada de higos con vainilla y un toque de jengibre.

Por lo general suelo hacer una parte de mermelada clásica, solo fruta y azúcar, y otra parte la dejo para darle sabores distintos y más originales y poder después combinarla con otros platos en distintas recetas. En esta ocasión la vaina de vainilla y el ligero toque de jengibre fresco le han aportado a los higos, una fruta dulce de por sí, mucho más carácter.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Higos 1 kg
  • Azúcar 750 g
  • Vaina de vainilla 1
  • Limón 0.5
  • Jengibre fresco 10 g

Cómo hacer mermelada de higos con vainilla y un toque de jengibre

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total

La noche anterior limpiaremos los higos y los pondremos en la olla donde los vayamos a cocer cortados en cuartos. Les vamos añadiendo entre ellos el azúcar y removemos bien para que se impregnen de ella. Dejamos reposar toda la noche tapado y en sitio fresco o nevera.

Al día siguiente pelamos la raíz de jengibre y la añadimos a la olla, si queremos más sabor podemos rallarlo, y además con la punta de un cuchillo raspamos la vaina de vainilla y le añadimos las semillas a la mezcla de fruta, dejando la vaina también dentro para aportar más sabor mientras que la conserva se cuece.

Lavamos el limón y lo cortamos a la mitad, lo echamos a cocer dentro de la olla con el resto de los ingredientes. Cocemos todo junto durante 45 minutos a una hora, según lo que tarde en cocerse vuestra fruta, si tenéis un termómetro de cocina podéis medir la temperatura, vuestra mermelada estará en su punto cuando haya alcanzado los 105 grados.

Retirar el limón, la vaina de vainilla y el jengibre y pasar la mermelada por un pasapuré de tamiz grueso para evitar trozos de fruta muy grandes. Envasarla en caliente en frascos de cristal esterilizados con tapa hermética, y colocarlos éstos boca abajo hasta que se enfríen.

Mermelada de higos con vainilla y jengibre

Con qué acompañar la mermelada de higos con vainilla y un toque de jengibre

Esta mermelada de higos con vainilla y un toque de jengibre es ideal para nuestras tostadas del desayuno y para untar en bizcochos y cakes. También se convierte en un buen aliado para tener en la despensa y preparar rápidamente una tarta con ella y una lámina de hojaldre, por ejemplo. Si queréis una mermelada para acompañar vuestro quesos no os perdáis esta versión que preparé el año pasado, mucho más indicada para cuando queráis combinar esta fruta con ingredientes salados.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir