Compartir
Publicidad

Modernistas. Receta

Modernistas. Receta
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los dulces de hoy, se llaman modernistas, he encontrado su receta en un viejo libro de cocina catalana, pero a mi pesar no daba ningún tipo de explicación, ni sobre el sitio el que se cocinan o se cocinaban, ni el por qué de su peculiar nombre.

Desde un principio me han llamado mucho la atención y enseguida me ha dado cuenta que su nombre le viene que ni pintado, ya que cuando están acabados, tienen el aspecto y el sabor que tendrían que tener los dulces de una vitrina, en una moderna pastelería de 1900, en mitad de la rambla de las flores.

Ingredientes

4 huevos, 200 gramos de azúcar, 250 gramos de harina tamizada, 1/4 de litro de agua tibia, 1 cucharadita de matalahúva, aceite.

Cómo preparar modernistas

Precalentamos el horno a 160 ºC.

Separamos las claras de las yemas. Batimos las yemas con 150 gramos del azúcar. Cuando esté bien mezclado añadimos la matalahúva. Mientras batimos, vamos añadiendo el agua tibia y la harina tamizada, poco a poco y alternativamente.

En otro bol aparte, batimos a las claras a punto de nieve y las mezclamos con el resto del azúcar. Volcamos las claras en el otro bol y o mezclamos todo con movimientos muy suaves.

Modernistas

Engrasamos con aceite un molde cuadrado o rectangular y lo llenamos hasta la mitad. Lo horneamos durante unos 30 minutos o 45 minutos, hasta que el bizcocho esté cocido, lo podemos comprobar pinchando la parte central con un palillo y viendo que salga limpio.

Cuando el bizcocho este frío, lo desmoldamos y lo cortamos en barras de poco más de 1 centímetro de grosor.

Encendemos el gratinador del horno. Ponemos las porciones, que hemos cortado sobre una bandeja de horno y las volvemos a meter en el horno hasta que estén bien tostadas.

Tiempo de elaboración | 80 minutos Dificultad | Media

Degustación

Estos crujientes modernistas, son unos estupendos dulces para tomar con un reconfortante taza de té por ejemplo. Claro que si nos atrevemos con algo más fuerte, una copita de mistela o de moscatel tampoco le deben ir nada mal.

En Directo al Paladar | Un libro de recetas y confidencias de Ann Pearlman En Directo al Paladar | 365 galletas. Libro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos