Publicidad

Pastel de fresas en vasito, receta para un postre fresco y muy jugoso

Pastel de fresas en vasito, receta para un postre fresco y muy jugoso
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
14 votos

Me encantan los postres individuales y aunque sé que en muchas ocasiones son similares a lo que podría presentar en un molde grande, me gusta mucho más como queda en pequeñas porciones. Este es el caso de este pastel de fresas en vasito, unos bocaditos tiernos y jugosos de fruta y masa, que harán las delicias de los más golosos.

Muy sencillo de realizar, solo necesitareis una batidora simple de mano y unos vasitos de vidrio refractario que soporten el horno para elaborarlo, en el caso de que no dispongáis de ellos siempre os queda la opción de presentarlo en un molde de unos 24 cm como un pastel clásico. Aunque eso sí, es difícil de desmoldar, de ahí que la forma perfecta de presentarlos es en vaso pues así cada uno va tomándolo cucharadita a cucharadita en su propio recipiente.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Fresa 400 g
  • Azúcar 100 g
  • Huevo L 2
  • Mantequilla fundida 100 g
  • Harina de repostería 80 g
  • Levadura química (1/2 cucharadita) 2 g
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Mantequilla para engrasar 15 g

Cómo hacer pastel de fresas en vasito

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 25 m

Comenzaremos precalentando el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. En un bol mezclamos los huevos con 80 g de azúcar, la mantequilla fundida, la harina y la levadura, batimos con una batidora hasta formar una masa lisa.

Pastel de fresas en vasito

Lavamos las fresas y las cortamos en trocitos menudos, repartiéndolas entre los seis vasitos. Dividimos la masa en los vasos, unas tres cucharadas soperas en cada uno, por encima de las fresas, espolvoreamos el azúcar restante y horneamos 25 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga casi limpio, de masa pero no seco.

14 votos

Con qué acompañar el pastel de fresas en vasito

El pastel de fresa en vasito es una mezcla entre tarta de fruta y tierno bizcocho por lo que resulta ideal tanto para postre como para una merienda especial o postre de sobremesa. Podéis tomarlos a temperatura ambiente o después de estar un rato en la nevera, pues de ambas formas están deliciosos. Podríamos coronarlos con un poco de nata montada, yogur griego endulzado con miel o salsa de vainilla.

En Directo al Paladar | Receta de pastel de queso ricotta y manzana con compota rápida de fresas
En Directo al Paladar | Tarta rápida de fresas con nata y queso crema. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio