Compartir
Publicidad

Bizcocho de castañas: la receta más deliciosa para nuestros desayunos y meriendas otoñales

Bizcocho de castañas: la receta más deliciosa para nuestros desayunos y meriendas otoñales
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tenía unas cuantas castañas y no sabía qué uso darles, pues no son mi ingrediente preferido y no suelo usarlas mucho, hasta que encontré en uno de mis blogs preferidos esta receta de bizcocho de castañas y me enamoré. Soy poco constante, pues me gustó tanto que ya no puedo decir tan categórica que no me gustan las castañas.

Lo peor de todo es conseguir pelarlas sin morir en el intento, pero si seguís estos consejos os aseguro que conseguir quitarles la piel se convierte en un trabajo facilísimo ¿A ver si era por no conocerlo que no me gustaba este ingrediente?

Ingredientes

Para 10 personas
  • Huevos 6
  • Castañas peladas 250 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente 75 g
  • Azúcar 250 g
  • Maizena 150 g
  • Leche 0.5 l
  • Sal un pellizco
  • Levadura química 1 cucharada

Cómo hacer bizcocho de castañas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 30 m
  • Elaboración 45 m
  • Cocción 45 m

Empezamos cociendo las castañas peladas en la leche, con una pizca de sal, durante media hora o hasta que estén bien tiernas. Trituramos las castañas con la leche y reservamos. En un bol, batimos los huevos, añadiendo el siguiente cuando esté batido el anterior. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que la mezcla quede un poco espumosa.

Unimos la crema de las castañas, la maizena, la mantequilla y la levadura con los huevos y el azúcar. Revolvemos bien y lo vertemos en un molde engrasado con mantequilla o forrado con papel de horno. Horneamos a horno precalentado a 170º durante 45 minutos o hasta que pinchando con un palillo este salga limpio. Dejar enfriar y desmoldar.

Paso A Paso

Con qué acompañar el bizcocho de castañas

Creo que os gustará mucho esta receta de bizcocho de castañas con un aire tan otoñal. Es ideal para servir en el desayuno o la merienda y os aseguro que con un chocolate a la taza bien caliente os costará dejar de comerla. Y si no probadla y ya me contaréis.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio