Compartir
Publicidad

Rosca con yogur

Rosca con yogur
0 Comentarios
Publicidad

Este es un postre muy rico en fibra gracias al salvado que contiene. La Rosca con yogur es un postre saludable que te ayudará a realizar la digestión y te servirá para agilizar el tránsito intestinal y para colmo, está buenísima.

Los ingredientes 2 huevos, 150 gramos de salvado, 20 gramos de maicena, 90 gramos de azúcar, 1 sobrecito de levadura, 175 gramos de harina, ½ taza de leche, 120 gramos de mantequilla y una pizca de sal. El Relleno Zumo de ½ limón, 120 gramos de yogurt natural, 1 cucharadita de mantequilla y 90 gramos de azúcar.

La preparación Mezcla la harina junto a la levadura y tamiza el conjunto sobre un bol, seguidamente añade el salvado. Separa las yemas de los huevos y bátelas junto al azúcar hasta que obtengas una mezcla blanquecina. Prepara un molde de corona untándolo con mantequilla y espolvoreado con un poco de harina. Mientras precalienta el horno a 170º C y monta las claras de los huevos batiendo sin parar durante 10 minutos para que queden espumeantes.

Añade las yemas, la leche, la maicena y 110 gramos de mantequilla previamente fundida a fuego lento a la mezcla anterior de harina. Agrega también mediante cucharadas las claras montadas sin dejar de remover con la ayuda de unas varillas.

Vierte todo el compuesto dentro del molde que preparaste y hornea durante 35 minutos, seguidamente, deja enfriar la rosca con el horno apagado y la puerta entreabierta. Ahora para elaborar el relleno, prepara en un cazo la mantequilla, el azúcar, el zumo de limón y una cucharada de agua para llevar todo el compuesto a ebullición durante 10 minutos o hasta que el azúcar se haya caramelizado.

Retira el cazo del fuego y añade muy poco a poco el yogur, pero removiendo a su vez rápidamente. Deja enfriar un poco este relleno y mientras desmolda la rosca y córtala por la mitad en sentido horizontal.

Unta con el relleno toda la parte inferior de la rosca y coloca a continuación la parte superior de ésta. Una vez que el relleno esté bien frío ya la podrás servir.

La degustación Es una sabrosa elaboración que no sólo es ideal como postre, también como tentempié, para una merienda o un pequeño almuerzo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio