Compartir
Publicidad
Publicidad

Shortbread de copos de avena. Galletas rústicas para la hora del té (o cuando sea)

Shortbread de copos de avena. Galletas rústicas para la hora del té (o cuando sea)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tengo un carácter un poco bipolar en preferencias culinarias. Las galletas monísimas, perfectas, bonitas y finas me fascinan, pero luego me pierdo por las pastas más rústicas. Supongo que todo tiene cabida en nuestros estómagos, y cuando el otoño asoma me apetece una cocina algo más tosca, más “de la tierra”, con harinas integrales, muchas especias y cierta imperfección. Como estas galletas shortbread de copos de avena.

El shortbread es muy popular en la repostería británica, original de Escocia. Las pastas de calidad son una delicia en su sencillez, a base de harina, mantequilla y azúcar. En esta versión añadimos una buena cantidad de copos de avena a la masa que convierten a las galletas en un bocado más rústico, más saciante pero igual de adictivo. Podéis moler los copos o triturarlos parcialmente para conseguir una textura más suave que se desmigue menos.

Ingredientes para unas 32 galletas

  • 220 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, ralladura de 1/2 limón, 250 g de copos de avena finos, 125 g de harina de repostería, 120 g de azúcar (mejor si tenemos tipo caster, de grano más fino), 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 cucharadita de sal.

Ingredientes

Para 32 unidades
  • Mantequilla sin sal atemperada 220 g
  • Ralladura de limón pequeño 1
  • Copos de avena finos 250 g
  • Harina de repostería 125 g
  • Azúcar 120 g
  • Bicarbonato sódico media cucharadita
  • Sal una cucharadita

Cómo hacer shortbread de copos de avena

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 15 m

Para que la mantequilla se ablande antes, cortar en cubos pequeños y dejar extendida en un plato o fuente en una sola capa. Tiene que estar blanda pero no casi derretida, aunque por suerte ya no hace el calor de verano que suele causar esa situación si nos despistamos. Precalentar el horno a 170ºC y preparar dos bandejas.

Colocar la mantequilla en un recipiente y añadir la ralladura del limón y el azúcar. Batir con batidora de varillas hasta tener una mezcla homogénea. Incorporar los copos de avena, la harina, el bicarbonato y la sal, y batir ligeramente. Continuar mezclando con una espátula o cuchara grande.

Cuando tengamos una masa homogénea, amasar un poco a mano para compactarla. Tomar pequeñas porciones del tamaño de una nuez grande, formar bolitas y colocarlas en las bandejas separadas por varios centímetros. Aplastar con cuidado usando las manos humedecidas o la base de un vaso, dejando un grosor de entre 0,5 y 1 cm.

Hornear durante unos 15-18 minutos, hasta que se hayan dorado al gusto. Esperar un poco fuera del horno antes de trasladar a una rejilla para que se enfríen por completo. Guardar en un recipiente hermético.

Shortbread de Avena. Pasos

Con qué acompañar las shortbread

Estas galletas tipo shortbread de copos de avena son crujientes pero de textura suave, no demasiado dulces pero peligrosamente adictivas. Muy buenas para acompañar el té de media tarde, una taza de café, un vasito de licor dulce o un buen vaso de leche por las mañanas.

En Directo al Paladar | Shortbread cookies. Receta

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos