Compartir
Publicidad

Las 14 mejores recetas de Crock Pot según nuestros expertos

Las 14 mejores recetas de Crock Pot según nuestros expertos
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de años que la Crock Pot u olla de cocción lenta (que es como deberíamos llamarla) entró en nuestras vidas para revolucionar nuestra forma de cocinar, permitiendo invertir en ello un tiempo mínimo y produciendo como resultado platos tremendamente sabrosos y de texturas sorprendentes. Cremas, carnes, postres, bizcochos,...son muchas las elaboraciones que se pueden preparar en la maquineta en cuestión y todas (las que hemos probado) con buenos resultados.

Si pertenecéis al club de amantes de la olla de cocción lenta coincidiréis con nosotros en que "las legumbres salen de cine", "las carnes se deshacen en la boca", "los caldos son potentes", "los confitados quedan perfectos" y otras bondades por el estilo. Sea como sea, lo cierto es que todos tenemos una receta preferida para realizar con ella y hoy vamos a deciros cuáles son las 14 mejores recetas de Crock Pot según nuestros expertos.

Por supuesto que cualquiera de ellas puede prepararse sin la ayuda de este electrodoméstico, pero la Crock Pot lo hace todo tan sencillo. Apenas hay que invertir tiempo de preparación, el guiso se cuida por sí colo, nos despedimos de ensuciar diez cacharros de cocina y las recetas siempre salen redondas. ¿Se puede pedir más? Estas son nuestras recetas preferidas ¿cuál es la vuestra?

Nuestras recetas con Crock Pot

Pulled pork

1366 2000 4

Una de nuestras favoritas es el pulled pork o cerdo deshilachado, por su textura, sabor y lo mucho que cunde. Se prepara con paletilla de cerdo deshuesada y hay tantas maneras de hacerlo como combinaciones de condimentos con que darle sabor. A nosotros nos alucina esta, con coca cola, porque la salsa tiene un punto dulzón que le va de fábula a la carne de cerdo.

  • Ingredientes para 18-20 raciones: 2 cebollas medianas, 1 paletilla de cerdo deshuesada, 2 cucharadas de sal, 2 cucharadas de azúcar moreno, 2 cucharadas de pimentón dulce, 1 cucharada de chile seco molido, 1 cucharada de pimienta negra molida, 1 cucharadita de semillas de mostaza, 2 cucharaditas de ajo en polo, 2 cucharadas de salsa Worcester, 100 ml de vinagre de manzana y 330 ml de coca cola.

  • Elaboración: Bridamos la paletilla de cerdo o le pedimos a nuestro carnicero que lo haga por nosotros. Preparamos la mezcla de especias mezclando la sal, el azúcar moreno, el pimentón dulce, el chile seco molido, la pimienta negra molida, las semillas de mostaza (en su defecto podemos usar una cucharada de mostaza Dijon), el ajo en polo, la salsa Worcester y 100 ml de vinagre de manzana. Pelamos y cortamos en ocho trozos las cebollas y las colocamos sobre la base de la Crock Pot, regamos con la coca cola. Embadurnamos el cerdo con la mezcla de especias cubriéndolo bien por todos lados. Lo colocamos sobre la cebolla y tapamos. Programamos a baja temperatura durante 12 horas. Transcurrido este tiempo, apagamos la Crock Pot y dejamos que el cerdo se atempere en su interior antes de retirarlo y deshilacharlo. Trituramos la salsa y pasamos por un colador. La calentamos a fuego suave y retiramos el exceso de grasa. Salpimentamos al gusto y ajustamos el espesor, bien reduciendo la salsa durante un tiempo o bien con maicena.

Enlace | Cómo hacer pulled pork con y sin Crock Pot. Receta

Carrilleras de cerdo al vino tinto

1366 2000 6

Las carnes que requieren de temperaturas bajas y tiempos prolongados de cocción para perder esa textura dura que las caracteriza son especialmente adecuadas para cocinar en Crock Pot. Las carrilleras son buen ejemplo de ello. Y estas al vino tinto están de "toma pan y moja". Hemos probado a hacerlas de distintas formas, pero como salen con Crock Pot no salen de ninguna otra forma. Lo mismo ocurre con el estofado de ternera al vino tinto.

  • Ingredientes para cuatro personas: 1,3 kg de carrilleras de cerdo (10 unidades), 3 zanahorias, 1 cebolla, 1/2 pimiento verde, 1/2 pimiento rojo, 500 ml de vino tinto, 50 ml de caldo de carne, 2 cucharadas de concentrado de tomate, sal, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Vertemos el vino en un cacito y lo hervimos a fuego medio hasta que el volumen se reduzca a la mitad. Tardaremos, aproximadamente, unos 30 minutos. Mientras tanto, limpiamos las carrilleras retirando, con un cuchillo afilado y mucho cuidado de no cortarse, la capa de grasa que recubre uno de sus lados. Salpimentamos cada carrillera por los dos lados. Calentamos un poco de aceite en una sartén y marcamos las carrilletas a fuego fuerte, por los dos lados. De esta manera los jugos quedan atrapados en su interior y el resultado, al final del proceso de elaboración, es una carrillera más tierna y jugosa. Lavamos las verduras bajo un chorro de agua fría. Pelamos las zanahorias y las cortados en discos. Pelamos la cebolla y la cortamos en tiras, así como los dos tipos de pimiento. Colocamos las verduras en la base de la Crock Pot y, sobre ellas, el concentrado de tomate. Salpimentamos al gusto pero con prudencia, pues podemos rectificar el punto más tarde. Colocamos las carrilleras sobre las verduras, regamos con el vino tinto reducido y el caldo de carne. Programamos la Crock Pot durante siete horas en posición baja. Retiramos las carrilleras y trituramos la salsa con una batidora o robot. Si queremos que quede más fina la pasamos por un chino, pero no es necesario. Ajustamos el punto de sal antes de servirla con las carrilleras.

Enlace | Carrilletas de cerdo al vino tinto en Crock Pot. Receta tradicional

Picantones al curry con manzana, ciruelas y miel

1366 2000 9

Estrenamos nuestra Crock Pot por todo lo alto con esta receta de picantones al curry con manzana, ciruelas y miel. Pocas de las muchas recetas que la han seguido han estado a la altura, así que con esto os lo decimos todo. Las aves son buenas amigas de esta olla y, como no tarda en exceso en estar lista, la podemos poner en marcha a primera hora de la mañana y los picantones estarán listos a la hora de comer.

  • Ingredientes para cuatro personas: 2 picantones, 2 cucharadas de curry molido, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 2 cebollas moradas, 18-20 ciruelas pasas sin hueso, 2 manzanas, 2 cucharadas de miel y sal.

  • Elaboración: Marinamos los picantones para que la carne se impregne de sabor y aroma del curry. Mezclamos el aceite, el curry y una cucharadita de sal en un cuenco. Con ello cubrimos bien toda la superficie de los picantones. Los envolvemos individualmente en papel transparente y los dejamos marinar en la nevera durante 10-12 horas. Si lo hacemos por la noche, al día siguiente estarán perfectos. Retiramos los picantones de la nevera y los dejamos atemperar. Pelamos las cebollas, las cortamos en juliana y cubrimos la base de la cazuela de la Crock Pot con ellas. Pelamos las manzanas, las descorazonamos y las cortamos en gajos. Cubrimos la cebolla con la manzana y las ciruelas y sazonamos. Colocamos los picantones encima, pechugas hacia arriba, y regamos con la miel. Programamos la Crock Pot durante cuatro horas a temperatura baja. Si queremos dar un toque crujiente a la piel, retiramos los picantones una vez asados y los colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel de aluminio. La introducimos en el horno y gratinamos los picantones a 220ºC volteándolos para que se doren por todos lados. Servimos inmediatamente.

Enlace | Picantones al curry con manzana, ciruelas y miel en Crock Pot. Receta con aires exóticos

Si queremos asar un pollo en lugar de picantones, porque es mucho más fácil de encontrar y más económico, entonces la receta recomendada es la de pollo asado con patatas y se hace así de facilito. Lavamos y cortamos cuatro patatas en cuartos. Sazonamos un pollo y lo embadurnamos con 10 gramos de mantequilla blanda. Colocamos las patatas en la base de la cacerola y después el pollo. Regamos con un botellín de cerveza y espolvoreamos con las hojas de una o dos ramas de romero fresco. Cerramos la Crock Pot y programamos entre 4 y 4 1/2 horas (dependiendo del peso del pollo) en potencia máxima.

Patatas asadas

1366 2000

Una guarnición de lujo para todo tipo de carnes y pescados, pero también un plato de picoteo ideal. Dependiendo del tamaño de las patatas y de su firmeza, están listas en dos o tres horas. Es imposible que se nos quemen o se nos pasen, porque la cocción está más que controlada con la olla de cocción lenta.

  • Ingredientes para seis raciones: 8 patatas medianas, 3 dientes de ajo, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 5 g de pimentón dulce, 5 g de sal, 25 g de mantequilla, 25 g de aceite de oliva virgen extra y pimienta negra molida.

  • Elaboración: La mejor patata para esta receta es la patata nueva, de piel fina y textura dura y prienta, pues no la vamos a pelar para aprovechar bien sus nutrientes. Aunque esto es opcional, pero así os lo recomendamos. Lavamos las patatas y las secamos con papel de cocina absorbente. Cortamos en piezas de unos 3-4 cm de largo. Engrasamos la Crock Pot con un poco del aceite de oliva y metemos en ella las patatas. Lavamos los pimientos, los vaciamos de semillas y desechamos el pedúnculo. Cortamos en tiras y las añadimos a la patata. A continuación, pelamos y picamos los ajos y lo añadimos junto con el pimentón, la sal, la mantequilla en dados, el resto del aceite y unas vueltas de pimienta negra molida. Removemos bien para que se mezclen todos los sabores y las patatas se impregnen de las especias. Tapamos la Crock Pot y programamos tres horas a alta temperatura. El tiempo dependerá del tipo de patata que usemos y del tamaño de los trozos, así que comprobamos si están tiernas antes de apagar la olla y servir.

Enlace | Cómo hacer patatas asadas en Crock Pot

Lo mismo ocurre con los pimientos rojos asados en cuanto a que son una guarnición magnífica, la base de una buena ensalada u otras recetas. Es una de esas elaboraciones "fondo de nevera" que siempre conviene tener disponible y que recomendamos hacer una vez por semana. Para hacer pimientos asados en Crock Pot embadurnamos los pimientos (lavados y secos) con aceite y sazonamos. Bien colocaditos en la olla programamos tres horas en temperatura alta. Si los dejamos una hora más dentro, con la olla apagada y sin destapar, se pelarán de lujo.

Y ya que estamos con las verduras, no podemos dejar fuera de las mejores recetas con Crock Pot las alcachofas confitadas. Sublimes. Para tener este manjar listo sobre vuestras mesas hay que pelar ligeramente el tallo de las alcachofas, retirar las hojas exteriores más duras y las punta de las cabezas y cortar por la mitad. Dentro de la olla cubrimos con aceite de oliva virgen extra y se condimentamos con laurel y unas bolitas de pimienta negra. La magia se produce después de dos horas en alta. La primera media hora con la olla tapada y el resto destapada.

Escandalosa es también la receta de bacalao confitado que pierde toda esa complejidad a la que lo asociamos, porque darle el punto adecuado tiene su aquel, cuando usamos Crock Pot para hacerla. Engrasamos la olla con aceite de oliva virgen extra y colocamos el bacalao desalado en su interior, añadimos más aceite sin necesidad de cubrir por completo. Programamos una hora en alta con la olla tapada y listo. Con el aceite del confitado podemos hacer una salsa parecida al pil pil. Solo tenemos que verterlo en un vaso de batidora de mano y triturar hasta que amarillee.

Caldo de carne

1366 2000 2

Con o sin Crock Pot, los caldos son una de las mejores cosas que nos da la cocción lenta, aunque la segunda nos hace la vida infinitamente más sencilla porque basta con llenar el recipiente del con una buena mezcla huesos, verduras y condimentos, cubrir con agua, programar y dejar que el tiempo y la temperatura jueguen su papel. Esta receta de caldo de carne se puede variar al gusto añadiendo todo tipo de despojos de carne disponibles, huesos varios, puntas de jamón y verduras a tutiplén.

  • Ingredientes para dos litros de caldo: 4 huesos de ternera o cerdo, 1 hueso de jamón, 3 puerros (solo la parte verde), 4 zanahorias, 1/2 tomate, 1 diente de ajo, 1 cebolla, 1 hoja de laurel, 1 rama de tomillo, 4 granos de pimienta negra y agua.

  • Elaboración: Lavamos los huesos bajo un chorro de agua fría para retirar posibles restos de sangre e impurezas. Los escurrimos y los colocamos sobre la base de la crock pot. Lavamos también las zanahorias, cortamos en discos y desechamos los extremos. Pelamos y cortamos la cebolla en trozos regulares. Pelamos el diente de ajo y cortamos el tomate. Separamos la parte verde de la blanca de los puerros y guardamos esta última para otras elaboraciones, solo vamos a usar las hojas verdes. Las lavamos bien procurando retirar los restos de arena que suelen contener, las cortamos y las añadimos a la olla junto con el resto de verduras, el laurel, el tomillo y la pimienta. Llenamos con agua suficiente para cubrir los huesos y verduras, tapamos y programamos 10 horas a baja temperatura. Transcurrido este tiempo, retiramos las verduras y colamos el caldo pasándolo a una olla. Introducimos en la nevera una vez atemperado y dejamos reposar un mínimo de tres horas. Retiramos la capa de grasa solidificada de la superficie y listo para usar.

Enlace | Caldo de carne en Crock Pot

Paletilla de cerdo asada con salsa de naranja y mango

1366 2000 1

Podríamos decir que esta es una variante del pulled pork o cerdo deshilachado que encabeza el cartel. La base de esta receta la patelilla de cerdo asada con salsa de naranja y mango a la que acompañan otras verduras, fruta y condimentos que la hacen deliciosa. Las sobras, que las habrá porque con estas cantidades hay paletilla para un regimiento, se pueden aprovechar para rellenar bocadillos o sandwiches y comer más de un día a la semana con un solo cocinado.

  • Ingredientes para ocho personas: 1,7 kg de paletilla de cerdo, 200 g de cebolla, 1 diente de ajo, 100 g de mango, 225 ml de zumo de naranja, 5 g de pimentón dulce, 5 g de pimentón picante, 5 g de comino molido, 5 g de vinagre de manzana, aceite de oliva virgen extra y sal.

  • Elaboración: Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Pelamos y cortamos el diente de ajo en lonchas. Pelamos el mango, retiramos la carne del hueso y lo cortamos en dados. Exprimimos el zumo de tres naranjas y medimos la cantidad adecuada. Colocamos todos los ingredientes en la base del recipiente de nuestra Crock Pot. Preparamos una marinada con los dos tipos de pimentón, el comino molido, el vinagre, sal y suficiente aceite de oliva virgen extra como para crear una pasta. Untamos toda la superficie de la paletilla con la marinada y la colocamos en la Crock Pot. Regamos con el zumo de naranja y programamos siete horas de cocción a baja temperatura. Transcurrido el tiempo de cocción, dejamos enfriar la carne antes de retirar y cortar. La textura es tan tierna que se deshebrará quedando muy jugosa. Trituramos los ingredientes de la salsa, los pasamos por un chino y los dejamos reducir en un cacito a fuego lento, retirando la espuma que se forme en la superficie y ajustando el punto de sal. Servimos al gusto.

Enlace | Paletilla de cerdo asada con salsa de naranja y mango. Receta con y sin Crock Pot

Las legumbres y la Crock Pot son un matrimonio muy bien avenido y un gran ejemplo de ello es cómo sale en ella la fabada asturiana. Para ponerle un piso. Pero lo mejor de todo es lo sencilla que resulta, tanto como echar los ingredientes en la olla y esperar con paciencia hasta que esté listo. Nosotros usamos 250 gramos de fabes, 1 chorizo asturiano, 1 morcilla asturiana y 1 tira de lacón, pero se pueden añadir más carnes y condimentos.

Las fabes se ponen en remojo 10 horas. También hay que remojar el lacón para quitar parte de la sal. Hecho esto, escurrimos ambos y los colocamos en la olla junto con el resto de ingredientes. Añadimos agua hasta que cubra un centímetro por encima y programamos siete horas en baja. Entonces solo queda esperar y listos para morir de gusto.

Arroz con leche

1366 2000 5

Los postres y dulces también tienen cabida en el repertorio de recetas que se pueden cocinar en Crock Pot y entre los favoritos de nuestros expertos se encuentra el arroz con leche. Ahorrarnos eso de estar removiendo a pie de cacerola, mientras el arroz cuece lentamente, es un plus a tener en cuenta, pero lo mejor es el resultado tan cremoso que se obtiene con esta receta.

  • Ingredientes para seis personas: 1.1 l de leche entera, 125 g de arroz redondo, 1/2 rama de canela, la piel de media naranja o de medio limón, 115-120 g de azúcar + un poco para espolvorear (opcional) y 15 g de mantequilla (opcional).

  • Elaboración: Retiramos la piel de la naranja o el limón, cualquiera que sea el cítrico elegido, sin tomar nada de la parte blanca. Esto es muy importante porque esta amarga mucho y estropearía el resultado final de nuestro arroz con leche. Lo mejor es usar un cuchillo muy afilado o un pelador e ir con sumo cuidado. No pasa nada si nos pasamos, retiramos lo blanco y punto. A continuación infusionamos la leche y, para ello, la vertemos en la olla junto con la canela y la piel del cítrico. Tapamos y programamos una hora en alta. Transcurrido este tiempo, añadimos el arroz (mejor si es de grano corto, queda más tierno y absorbe más cantidad de líquido). Removemos, tapamos de nuevo y programamos dos horas más en alta. Después de estas dos horas de cocción añadimos el azúcar y removemos para integrar. Añadimos más leche si lo vemos necesario (posiblemente no lo sea), tapamos y programamos una última hora en alta. Una vez listo, agregamos la mantequilla (opcional) y removemos bien. Podemos servir el arroz con leche templado o frío, espolvoreado con azúcar, caramelizada con soplete.

Enlace | Arroz con leche en Crock Pot. Receta

Por último dos postres más que quedan de escándalo y que, aunque viejunos, nuestros expertos reivindican como parte de las mejores recetas hechas en Crock Pot. Por un lado, las peras al vino y, por otro, las manzanas asadas. Las primeras son tan fáciles de preparar como el resto de recetas de este recopilatorio. Solo hay que colocar medio litro de vino tinto (de bueno, por favor) en la olla junto con 100 gramos de azúcar y una rama de canela. Después de remover para que quede todo bien mezclado introducimos seis peras peladas y programamos seis horas en alta. Terminamos destapando y cociendo dos horas más. Durante la cocción hay que voltear las peras varias veces para que se impregnen del vino de manera uniforme.

Para las manzanas asadas usamos la variedad Reineta, pero esto va en gustos. Una vez descorazonadas, practicamos un corte superficial horizontal por todo el contorno de cuatro manzanas. Cubrimos la base y laterales de la olla con papel sulfurizado, introducimos las manzanas, espolvoreamos cada una de ellas con una cucharada de azúcar y una pizca de canela molida, tapamos y programamos entre dos y dos horas y media en alta, dependiendo del tamaño de las manzanas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio