Publicidad

Minitartas tatin de manzana con Camembert: receta de aperitivo con aires franceses

Minitartas tatin de manzana con Camembert: receta de aperitivo con aires franceses
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La mezcla de queso de pasta blanda y fruta es un clásico, pero si además le añadimos una base crujiente de hojaldre, lo convertimos en un delicioso aperitivo de minitartas tatin de manzana con camembert ideal para presentar como entrante en una cena y dar un toque original a nuestros platos.

La tarta tatin es un pastel tradicional en donde se comienza a preparar la tarta al revés, caramelizando las manzanas con mantequilla y azúcar y disponiendo las siguientes capas por encima, para finalmente darle la vuelta a la hora de servirla. En este caso suprimimos el dulce y le añadimos el queso para lograr un tentador aperitivo.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Manzana 2
  • Hojaldre 1
  • Mantequilla 50 g
  • Queso Camembert 0.5
  • Hierbas provenzales
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer minitartas tatin de manzanas con Camembert

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m

Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados C. Estiraremos la lámina de hojaldre y cortamos cuatro discos un poco más grandes que los moldes de tartaleta que vayamos a emplear. Engrasamos los moldes con mantequilla.

Pelamos y descorazonamos las manzanas cortándolas en rodajas gruesas. En una sartén derretimos la mantequilla y salteamos las rodajas de manzana hasta que las veamos un poco blandas. Reservamos.

Colocamos unos trozos de queso en el fondo de los moldes enmantequillados, después una rodaja gruesa de manzana, salpimentamos ligeramente y le colocamos el disco de hojaldre, intentando remeter los bordes hacia dentro con el mango de una cucharilla. Hornear durante veinte minutos. Una vez horneados darles la vuelta para presentarlos.

Minitartas tatin de manzana con camembert

Con qué acompañar las minitartas tatin de manzanas con Camembert

Las minitartas tatin de manzana con Camembert van a sorprender a vuestros comensales con su mezcla de sabores. Servirlas como entrante bien calientes espolvoreadas con hierbas aromáticas como pueden ser el tomillo y el estragón.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir