Compartir
Publicidad

Ají de pollo: receta de inspiración peruana para sorprender

Ají de pollo: receta de inspiración peruana para sorprender
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ají es un tipo de pimiento picante, chile en México, muy utilizado en la cocina de los países latinoamericanos. Lo hay de diversos colores, formas y grados de picante. El ají amarillo que he utilizado para la elaboración de este ají de pollo, es uno de los más utilizados como condimento en la cocina de Perú, país del que es autóctono. Tiene un sabor intenso y picante, por lo que conviene ser prudente en cuanto a la cantidad a utilizar se refiere.

En la gastronomía peruana, se utiliza este tipo de ají para elaborar uno de sus platos más típicos, el ají de gallina. Yo presento hoy una versión, el ají de pollo, al ser este ave la que tenía a mano en el momento de ponerme con ello. No obstante, en cuanto pueda, me haré con una buena gallina y lo prepararé de nuevo para comparar resultados.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Pechuga de pollo sin hueso ni piel 1
  • Laurel hojas 2
  • Pimienta negra en grano 6
  • Pan de molde rebanada 2
  • Leche 60 ml
  • Cebolla 200 g
  • Diente de ajo 1
  • Pasta de ají amarillo 2 cucharadas
  • Almendra molida 2 cucharadas
  • Leche evaporada 250 ml
  • Queso Parmesano rallado (opcional)

Cómo hacer ají de pollo

Dificultad: Media
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m

Llenamos una cacerola con agua y sal y la llevamos a ebullición. Introducimos la pechuga de pollo, la hoja de laurel y la pimienta en grano. Cuando arranque de nuevo el hervor, contamos 5 minutos y apagamos el fuego. Tapamos la cacerola y dejamos enfriar la pechuga de pollo dentro del líquido. Una vez fría, la retiramos y la deshilachamos con los dedos. Colamos el caldo de la cocción y lo reservamos.

Regamos las rebanadas de pan de molde en la leche y las aplastamos con un tenedor, hasta conseguir una papilla. Pelamos y picamos la cebolla y el diente de ajo, en trocitos muy finos. Calentamos el aceite en una cacerola o sartén y los pochamos a fuego muy suave, que no lleguen a dorar. Agregamos la papilla de pan y leche, la pasta de ají y el pollo deshilachado. Removemos hasta incorporar todos los ingredientes y levantar el hervor.

A continuación, agregamos la almendra picada, medio vaso del caldo de la cocción de la pechuga de pollo y la leche evaporada. Dejamos cocer la mezcla, a fuego suave, durante unos 10 minutos o hasta que comience a espesar. Si la preparación espesa demasiado, añadimos un poco más del caldo de la cocción del pollo (aunque esto dependerá del punto de espesor que busquemos). Por último, incorporamos el queso parmesano rallado, si optamos por usarlo, removemos y retiramos del fuego. Comprobamos el punto de sal y rectificamos si fuera necesario.

Ajidepollocollage650ma

Con qué acompañar el ají de pollo

Servimos el ají de pollo sobre patatas hervidas en rodajas y decoramos con huevo duro y aceitunas. El ají es muy versátil, podemos ajustar el punto de picor añadiendo o restando pasta de ají. Lo podemos servir con una guarnición de arroz blanco o, incluso, si lo hacemos más bien seco, podemos usarlo como relleno de empanadillas. Sea de la manera que sea, es un plato sorprendente y delicioso.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio