Compartir
Publicidad

Costillas guisadas al curry: receta reconfortante

Costillas guisadas al curry: receta reconfortante
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las costillas de cerdo con patatas son un clásico de nuestra gastronomía que se pueden preparar al horno o en un buen plato de cuchara, con sus variantes regionales. En esta ocasión me he dejado llevar por la pasión especiera que tenemos en casa para preparar unas reconfortantes costillas guisadas al curry, un plato estupendo para estos días de frío que tenemos por delante.

La típica mezcla de especias para curry ya nos aporta mucho sabor, pero si podemos enriquecer los aromas con unas cuantas semillas y alguna especia más, el guiso ganará en su conjunto. Se pueden ajustar las cantidades sin problemas, sobre todo si tenemos dificultades con el picante.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Costillas de cerdo 400 g
  • Semillas de mostaza 1/2 cucharadita
  • Cilantro en grano 1/2 cucharadita
  • Comino en grano 1 cucharadita
  • Curry molido 1 cucharadita
  • Cebolla morada 1
  • Diente de ajo 1
  • Guindilla fresca o seca, según tolerancia 0.5
  • Zanahoria 1
  • Patata grande 1
  • Vino blanco 60 ml
  • Tomate 1
  • Azúcar (opcional) 5 g
  • Comino molido
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer costillas guisadas al curry

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 50 m

Cortar las costillas de cerdo en piezas del tamaño al gusto. Pelar la patata y la zanahoria, cortar esta en medias lunas o dados y picar la cebolla y el diente de ajo. Calentar dos o tres cucharadas de aceite de oliva en una cazuela y dorar la carne bien por ambos lados. Retirar y reservar. Cocinar en el mismo aceite las semillas de mostaza, cilantro, comino y el curry, hasta que suelten su aroma.

Añadir la cebolla, el diente de ajo y la guindilla picada sin las semillas. Agregar un poco de sal y dejar que la cebolla se empiece a volver transparente. Incorporar la zanahoria, la patata cascada en trozos medianos y remover bien. Añadir las costillas, salpimentar y regar con el vino. Cuando evapore el alcohol, agregar el tomate rallado, el azúcar y cubrir con agua o caldo.

Llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar cocer lentamente unos 30 minutos, o hasta que las patatas estén muy tiernas. Remover la cazuela de vez en cuando para que se va espesando, y vigilar el nivel de líquido. Añadir un toque de comino molido y pimienta negra al final de la cocción.

Costillas Curry Pasos

Con qué acompañar las costillas guisadas

Las costillas guisadas al curry mejoran si se dejan reposar o incluso si se preparan la víspera, y además es un plato estupendo para llevar al trabajo en tartera. Es un buen plato único para degustar tal cual, sin olvidar el pan – al menos yo lo considero imprescindible -, aunque también podemos servirlo con una pequeña guarnición de arroz, ya que combina muy bien con la salsa del guiso.

En Directo al Paladar | Costillas de cerdo caramelizadas al chocolate. Receta
En Directo al Paladar | Arroz al horno con costillas, setas y castañas. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio