Publicidad

Curry suave de pollo en cesta crujiente de pasta filo

Curry suave de pollo en cesta crujiente de pasta filo
6 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Esta receta de curry suave de pollo en cesta crujiente de pasta philo, es una de mis recetas preferidas cuando tenemos invitados en casa. En ella contamos con una presentación original y con un sabor que combina las especias, la fruta y las verduras, con el sabor del pollo y los langostinos, por lo que al prepararla, obtenemos un alimento muy equilibrado y completo.

Como sabéis, las salsas de curry, son mezclas de diferentes especias sobre un fondo de leche de coco, o en su defecto sobre nata líquida, que consiguen aúnar en su interior, sabores intensos dulces, salados con notas más o menos picantes, dependiendo de la combinación de ingredientes que se hayan utilizado en la mezcla o massala.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pechuga de pollo cortadas en filetes 2
  • Piña natural 2 rodajas
  • Pasta filo un paquete
  • Aceite de oliva virgen extra para saltear los ingredientes
  • Aceite de sésamo unas gotas
  • Langostinos 12
  • Pimiento verde italiano 0.5
  • Pimiento rojo 0.5
  • Cebolla 1
  • Tomate 1
  • Leche de coco una lata de 400 ml
  • Pasta de curry rojo una cucharada
  • Cilantro fresco
  • Salsa teriyaki para decorar
  • Semillas de sésamo negro para decorar
  • Sal y pimienta al gusto
  • Jengibre molido al gusto

Cómo hacer curry suave de pollo en cesta crujiente de pasta filo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 1 h

Hoy vamos a presentar un curry muy suave que aprendimos a preparar en la escuela de cocina Kitchen Club, que resulta sencilla para los que os iniciéis en este tipo de cocina asiática. Los ingredientes, podéis adquirirlos en tiendas asiáticas especializadas, o en la sección de cocina internacional de grandes superficies e hipermercados. De todas maneras son productos bastante habituales que ya se encuentran casi en cualquier supermercado.

Comenzamos preparando las cestas. Para ello, necesitamos tener aros de emplatar, que cubriremos con capas de pasta filo. Cortamos unos cuadrados de tres capas de pasta filo, pintando con aceite entre cada una de ellas. Los cuadrados deben tener una superficie mayor a la del aro, y con un poco de maña, moldeamos una cesta, dejando el aro por fuera, y la pasta filo por dentro y doblada hacia afuera. Horneamos a 180ºC con el aro puesto, durante unos 8 minutos, hasta que las cestas estén doradas y rígidas.

Para el relleno, comenzamos picando la piña en tacos, y los pimientos y la cebolla en juliana fina. En una sartén con aceite de oliva añadimos un chorrete de aceite de sésamo, que le dará un aroma especial. Cuando esté caliente, rehogamos la piña y la reservamos. En el mismo aceite, a fuego lento, freímos la cebolla y el pimiento. Añadimos el tomate pelado y picado en cuadraditos, y dejamos que se vaya haciendo.

Mientras se va cocinando la verdura, salteamos en otra sartén los langostinos y el pollo, salpimentados y espolvoreados de jengibre, y cuando están dorados por fuera, les añadimos media cucharada de pasta de curry rojo, y removemos un poco. A continuación, los incorporamos a la sartén de las verduras junto a los trozos de piña, mezclando todo bien.

Batimos bien con un tenedor la leche de coco con la otra media cucharada de pasta curry, y la añadimos a la sartén, dejando que todo hierva durante unos 5 minutos. Picamos las hojas del cilantro, y las incorporamos a la salsa, apagando ya el fuego. Se deja reposar y enfriar, recalentando para rellenar las cestitas, justo antes de servir. Para decorar, utilizaremos salsa teriyaki hecha en casa. Basta poner en una cacerola al baño maría, una taza de mirin, 2/3 de taza de soja y otros 2/3 de azúcar, dejando que se haga muy muy despacio, durante unos 45 minutos. En ese tiempo, hay que remover 4 ó 5 veces, pero sin batir ni agitar, solamente desplazando despacio la cuchara sobre el fondo para evitar la cristalización del azúcar. Pasados esos 45 minutos, se aparta del fuego y se mezcla todo bien.

Con qué acompañar las cestas crujientes de curry suave de pollo

Para hacer el emplatado de estas cestas, calentamos el curry suave de pollo, y lo colocamos en cada cesta crujiente de pasta filo. Después, con una cuchara, hacemos un hilo de salsa teriyaki que salga de la cesta y continúe en el plato y espolvoreamos con sésamo negro. Si queréis, podéis ponerle una ramita de hierbabuena. Esta receta de curry suave de pollo en cesta crujiente, está tan buena que en vuestra casa, esta vez se comerán hasta la vajilla.

En Directo al Paladar | Receta de arroz al curry, la guarnición perfecta
En Directo al Paladar | Albóndigas de pollo al curry, la receta más sencilla

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios