Receta de arroz con pollo al curry, cocina de inspiración india fácil y rápida

Receta de arroz con pollo al curry, cocina de inspiración india fácil y rápida
Sin comentarios
4 votos

Pocos matrimonios culinarios están mejor avenidos que el que el pollo y el arroz forman. Son baratos, son versátiles, son aptos para todos los públicos y además es una manera sencilla de tomar hidratos y proteínas sin apenas esfuerzo.

Además, con esta receta de arroz con pollo al curry podrás salir de los típicos lugares comunes de las recetas de arroz y pollo —que también nos encantan— y darle un toque hindú sin apenas esfuerzo.

El resultado merece mucho la pena por la intensidad de la especia, que puedes modular a voluntad, y te permitirá tener en apenas media hora un almuerzo o una cena completísima que encandila por igual a niños y mayores.

En esta ocasión vamos a hacer la receta con un arroz largo, estilo basmati, y con algunas especias orientales, pero huelga decir que podéis hacer el arroz blanco tradicional, que siempre da buenos resultados.

Ingredientes

Para 5 personas
  • Pechuga de pollo cortada en dados 2
  • Diente de ajo 4
  • Cebolla 2
  • Pimiento rojo 0.5
  • Curry molido suave en cucharaditas 3
  • Caldo de pollo 350 ml
  • Leche de coco 700 ml
  • Jengibre fresco 30 g
  • Mantequilla clarificada 40 g
  • Arroz basmati 250 g
  • Cardamomo semillas 10
  • Anís estrellado semilla 1
  • Agua 500 ml
  • Sal

Cómo hacer arroz con pollo al curry

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 50 m

Cortamos en paisana fina (cubitos de medio milímetro) los dientes de ajo, la cebolla y el pimiento rojo para tener la mise en place lista. También troceamos las pechugas en trozos de bocado si no estuviera ya cortada.

Sazonamos la pechuga al gusto y la marcamos en una cacerola ancha y baja a fuego fuerte con la mantequilla clarificada. Para hacerla, como os hemos explicado en otras ocasiones, cocinándola al baño maría y separando la parte sólida de la líquida (aquí tenéis cómo hacerlo). Nos saldrá una suerte de ghee, clave de esta receta, que también podríais comprar ya hecho o saltar este paso y cocinar con un aceite de semillas que os guste como el de sésamo o el de cacahuete.

Retiramos el pollo y a fuego suave sofreímos el ajo, la cebolla, el pimiento rojo y el jengibre fresco bien rallado, dejando pochar todo unos 20 minutos. Cuando haya cogido color y haya evaporado, añadimos el curry molido, removemos y damos un par de vueltas para que se sofría un par de minutos.

Agregamos los líquidos —la leche de coco, que no debe ser dulce, y el caldo de pollo— y damos un hervor suave, con un borbotón pausado mientras va reduciendo. En este momento podemos poner en marcha la cocción del arroz para así terminar ambos platos casi a la vez.

En otra cazuela ancha y baja agregamos a la vez el arroz basmati con sus especias, su sal y el agua, cociéndolo durante 18 minutos a fuego medio. Cuando hayan pasado los 18 minutos el agua se habrá evaporado casi por completo, así que reservamos tapado hasta que el pollo esté listo.

Más o menos el curry necesitará unos 20 minutos para coger cuerpo y reducir, cuando notemos que está más espeso, pero aún algo líquido, rectificamos de punto de sal y agregamos el pollo, dejando cocer otros cinco minutos más. Cuando esté todo bien integrado, servimos caliente junto con el arroz.

4 votos

Con qué acompañar el arroz con pollo al curry

Más que con qué acompañar esta receta, os tenemos que contar cómo tunearla al gusto. Por ejemplo podríais cambiar el tipo de carne, pues también le iría bien a utilizar carne de cerdo o carne de pavo, o incluso obviar la parte del troceado y apostar por piezas más grandes como unos contramuslos deshuesados (siempre que los cocinéis un poquito más).

También podéis utilizar otro tipo de curry, siendo el de estilo Madrás uno de los más amables, pero hay otras opciones más bravas con las que podríais redondear la jugada. En ese sentido, también podéis hacer un curry vegetal, añadiendo algunos cubitos de hortalizas como calabacín, calabaza o berenjena, marcándolos muy poquito a la plancha al principio y cocinándolos al final, o hacerlo con gambas o langostinos.

En DAP | Receta de pollo al curry en 10 minutos (con vídeo incluido)
En DAP | Receta fácil y casera de arroz con pollo: un plato único insuperable

Temas
Inicio