Publicidad

Curry suave de gambas congeladas: receta marinera rápida para llevar la India a la mesa

Curry suave de gambas congeladas: receta marinera rápida para llevar la India a la mesa
1 comentario

La cocina india puede parecer complicada por la cantidad de preparaciones e ingredientes que, en ocasiones, piden sus recetas. Pero podemos tomarnos muchas licencias para inspirarnos en su gastronomía y así preparar platos tan sabrosos, fáciles y económicos como este curry suave con gambas congeladas. No hace ni falta acordarse de descongelarlas.

Es un plato que además se puede adaptar sobre la marcha al gusto, para crear nuestras propia versión a la que poder recurrir siempre que queramos comer o cenar bien sin complicaciones. No te cortes en usar la mezcla de especias de curry que más te guste, añadiendo condimentos picantes o alguna guindilla al sofrito, si te gustan los sabores más picajosos. Esta vez hemos preferido ofrecer un curry suave apto para todos los paladares.

En lugar de espinacas puedes incluir espárragos verdes finos, judías verdes redondas, tirabeques o guisantes. O, simplemente, abundante cilantro fresco justo antes de servir, si eres de los que adoramos esta hierba tan aromática. La leche de coco le da una cremosidad, sabor y suavidad muy especial, pero se puede sustituir por nata líquida, yogur griego o queso fresco batido desnatado.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Colas de gambas congeladas, peladas (crudas o cocidas) 450 g
  • Cebolleta no muy grande 1
  • Pimiento verde italiano 1
  • Jengibre fresco (trocito) pelado 1
  • Ajo granulado 1/4 cucharadita
  • Curry molido 1 cucharadita colmada
  • Cúrcuma molida 1/2 cucharadita
  • Comino molido 1/2 cucharadita
  • Canela molida 1 pizca
  • Tomate troceado natural 250 g
  • Leche de coco o nata o queso cremoso (aproximadamente) 200 ml
  • Brotes de espinacas frescas (u otra verdura cocinada previamente) 150 g
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer curry de gambas congeladas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Sacar las gambas congeladas con antelación para descongelarlas lentamente en la parte menos fría de la nevera, sobre una rejilla encima de un plato. Si no nos hemos acordado, poner en un colador y descongelar bajo el agua del grifo. Secar bien con papel de cocina.

Picar muy fina la cebolleta y el pimiento, sin las semillas. Calentar un poco de aceite en una cazuela y pochar suavemente la cebolleta con una pizca de sal, unos cinco minutos. Añadir el pimiento y rehogar el conjunto cinco minutos más. Añadir todas las especias y un buen golpe de pimienta, y remover bien, dejando que suelten su aroma.

Curry de Gambas. Pasos

Echar las gambas, subiendo el fuego, y saltear brevemente para que cojan color y se impregenen de las especias. Añadir entonces el tomate, remover y agregar un poco de sal. Bajar el fuego y mantener la cocción unos cinco minutos. Si se quiere un guiso más caldoso, agregar agua o caldo al gusto.

Añadir las espinacas, remover integrándolas hasta que se reduzcan, y echar la leche de coco. Remover, cocinar un minuto y probar, ajustando las especias o la sal al gusto.

Con qué acompañar el curry de gambas

Indudablemente, un curry de este tipo pide buen arroz de grano largo para acompañar, tipo basmati, aunque cuscús tampoco le iría nada mal, fusionando culturas. Pan naan o chapati para mojar sería otro buen acompañamiento, mojando bien la salsa, y podemos tomarlo con un extra de brotes de espinacas o de otras hojas verdes que nos gusten. Además podemos servir nuestra ración con cilantro fresco, perejil, albahaca tailandesa o chile fresco en rodajas.

En Directo al Paladar | Curry cremoso de langostinos, espinacas y cebolla, la sencilla receta ligera de inspiración oriental
En Directo al Paladar | Korma de pollo en olla de cocción lenta: el delicioso pollo al curry con la salsa más melosa y aromática

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios