Publicidad

Receta de codillos en dos cocciones, una carne que se deshace en la boca

Receta de codillos en dos cocciones, una carne que se deshace en la boca
3 comentarios
13 votos

La receta de hoy ha sido todo un desafío para mí ya que nunca había hecho codillos y mira que me gustan, sobre todo los alemanes. Y ya que me retaba a mi mismo, decidí probar lo de las dos cocciones también por primera vez. He quedado tan encantado con la receta que tenía compartirla con vosotros para que os animáis a prepararla.

Decir que estos codillos no tienen nada que ver con los 'tipo' alemán que suelen ser en salazón y acompañados de col agría o sauerkraut aunque el resultado final es igualmente tierno gracias a la forma de cocinarlo. No lo dudéis tenéis que probarlo.

Ingredientes

Para 2 unidades
  • Codillo de cerdo sin piel ni grasa 2
  • bouquet garni 1
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vino blanco 150 ml

Cómo hacer codillo en dos cocciones

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h 35 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 2 h 30 m

En una olla pon agua y el bouquet garni y deja que rompa a hervir. Luego introduce los codillos dentro y deja cocer 30 minutos. Recuerda que deben ir sin piel y sin grasa así que no olvides decírselo a tu carnicero, hacerlo en casa es un trabajazo.

codillos especiados paso a paso

Mientras se hace la primera cocción enciende el horno y regúlalo a 180ºC. Cuando hayan pasado los 30 minutos escurre los codillos, desecha las hierbas y el líquido y trasládalos a una fuente para horno. Rocíalos con aceite de oliva y sazona con pimienta y sal. Introduce en el horno por 20 minutos.

Pasado ese tiempo añade el vaso de vino blanco y riega la carne con los líquidos de la cocción. El tiempo total de asado serán 1h y media. Recuerda ir regando y dando la vuelta cada 15 minutos.

Sabremos que está listos cuando veamos que la carne se despega del hueso, signo de que está tierna al máximo. Si no es así añade más tiempo.

13 votos

Con qué

Para degustar esta receta de codillos en dos cocciones sólo los tienes que emplatar y acompañar de la guarnición que más te guste. Veréis que son una delicia con una carne que se funde en el paladar. Espero que os gusten.

En Directo al Paladar | Albóndigas con salsa suave de pétalos de rosa y anís
En Directo al Paladar | Postre rápido con kefir y crema de cacao

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios