Compartir
Publicidad

Receta de pollo al whisky

Receta de pollo al whisky
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Prometo que este pollo al whisky es una receta muy seria, que no es una versión, ni tiene nada que ver con la famosa y divertida receta que da vueltas por internet, todas las navidades, en la que el cocinero acaba borracho como una cuba, tirado en el suelo, cantándole al horno y preguntándose donde está el litro de whisky y el pavo. Aunque en honor a la verdad, un pequeño trago sí que le hemos pegado al whisky mientras el pollo se estaba cocinando. Pero vamos muy moderadamente, nada que ver con el cocinero de la receta del pavo, ni mucho menos, que quede constancia.

Ingredientes

1 pollo troceado, 1 copa de whisky, 1 cebolla grande, 1/2 litro de caldo de pollo, 100 ml de nata líquida, aceite de oliva, sal y pimienta.

Cómo hacer pollo al whisky

Salpimentamos los trozos de pollo. Ponemos una olla al fuego con un chorro de aceite. Doramos los trozos de pollo a fuego lento. Cuando estén bien hechos por dentro y dorados por fuera. Los retiramos y los reservamos.

Picamos la cebolla y la freímos lentamente, hasta que esté blanda y dorada, en el mismo aceite donde hemos cocinado el pollo. Volcamos sobre la cebolla el whisky y también el pollo. Dejamos que cueza durante unos minutos, para que se evapore el alcohol y añadimos el caldo de pollo.

Dejamos que hierva a fuego lento, removiendo de vez en cuando, durante unos 20 o 30 minutos, si vemos que se queda demasiado seco, podemos añadirle un poco de agua de vez en cuando.

Pollo al whisky

Cuando veamos que el pollo está cocido apagamos el fuego, lo sacamos de la olla y colocamos en una fuente o bandeja de servir. A la olla y con el fuego apagado incorporamos la nata y lo revolvemos con la cebolla. Pasamos la salsa por el brazo eléctrico o por el pasapurés.

Tiempo de elaboración | 60 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Serviremos el pollo al whisky caliente, cubierto con la salsa y acompañado con bastante pan para migar.

En un principio tenía previsto aconsejar que se sirviera recién acabado de hacer, pero en casa quedaron tres trozos de pollo y los guarde en la nevera para el día siguiente y la verdad es que no podría decir que estaba más bueno recién hecho, creo que de un día para otro estaba incluso más rico.

En Directo al Paladar | Fajitas de pollo, cebolla confitada y pimientos asados. Receta
En Directo al Paladar | Ensalada de mango y pollo. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio