Compartir
Publicidad

Ensalada de gulas con salsa de mostaza. Receta

Ensalada de gulas con salsa de mostaza. Receta
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gula, además del segundo pecado capital, es un sucedáneo de las angulas hecho con surimi que nos permite poner en el plato algo similar a tan exquisito manjar sin pedir una ampliación de la hipoteca.

Normalmente se preparan al ajillo y, aunque me pirran junto con unos huevos rotos y jamón crujiente, hoy les voy a buscar otros compañeros de baile, sin dejar de pasarlas por la sartén con su ajo y sus guindillas. El resultado del experimento; ensalada tibia de gulas con salsa de mostaza.

Ingredientes para 4 personas

200gr de gulas, lechugas y verduras varias (batavia roja y verde, lollo rosso, rúcula y brotes de espinacas), 1 granada, 3 dientes de ajo, 2 guindillas, mostaza, sal, pimienta, vinagre y AOVE

Preparación de la ensalada tibia de gulas con salsa de mostaza

ensalada tibia de gulas - ingredientes

No hace falta decir que esta receta es fácil, pero como todo en esta vida, hay que cuidar los detalles para que salga perfecta. Ya lo dice mi abuela; cuesta lo mismo hacer las cosas bien que mal, así que los ojos bien abiertos y a trabajar.

Lo primero es preparar los ingredientes; lavamos y cortamos las lechugas -- yo he usado una bolsa de brotes tiernos, cosas de ser soltero -- desgranamos la granada, pelamos los ajos, sacamos un par de guindillas y listo.

Para la salsa, colocamos dos dientes de ajo y una guindilla en el mortero y picamos bien. Cuando se haya formado una pasta, añadimos el aceite, la mostaza, un poco de vinagre y una pizca de sal. Tiene que quedarse espesa, pero no mucho, y un poco picante, pero sin pasarse.

Una vez lista, aliñamos ligeramente el verde de la ensalada con aceite y sal, para que allí donde no llegue la salsa no nos encontremos con la lechuga seca, que es algo que a mi, particularmente, me da mucha rabia.

ensalada tibia de gulas - preparación

Ahora solo queda dorar un diente de ajo laminado y la otra guindilla en la sartén con un poco de aceite. Luego salteamos brevemente las gulas para que se impregnen de su sabor y, aún calientes, las servimos sobre un lecho que habremos preparado con las lechugas. Rematamos con la salsa y la granada y listo.

Tiempo de elaboración | 10-15 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Creo que esto ya lo he dicho para alguna otra receta, pero es que no se me ocurre otra manera; la ensalada tibia de gulas con salsa de mostaza es un plato de contrastes. A la vista, por los colores de los ingredientes; todos muy discretos. Al gusto, por los sabores; dulces, suaves y frescos unos, intensos y calientes otros. Imprescindible un buen trozo de pan para acompañar.

En Directo al Paladar | Ensalada tibia de gulas, endivias y rábanos. Receta En Directo al Paladar | Revuelto de ajetes y gulas. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos