Compartir
Publicidad

Ensalada de quinoa y langosta con vinagreta de lima, receta para una ocasión especial (o, simplemente, porque hoy es hoy)

Ensalada de quinoa y langosta con vinagreta de lima, receta para una ocasión especial (o, simplemente, porque hoy es hoy)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Es necesario esperar a una ocasión especial, una celebración, para darse un capricho? Pues no, la verdad sea dicha. Es estupendo marcarse un platazo simplemente porque hoy es hoy. Además, esta ensalada de quinoa y langosta con vinagreta de lima está preparada con cola de langosta congelada y resulta de lo más asequible.

Es una receta sencilla de preparar. Recuerda un poco al clásico tabulé, en el que hemos encontrado la inspiración de arranque, pero luego hemos tirado por otros derroteros. En esta ensalada de quinoa y langosta podemos variar las verduras o usar otro tipo de marisco o pescado según gustos y necesidades. Lo único que recomendamos es mantener el aliño tal cual, ese toque de lima le va de fábula.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Cola de langosta congelada 1
  • Quinoa 120 g
  • Pimiento rojo 15 g
  • Pimiento verde 15 g
  • Pimiento amarillo 15 g
  • Cilantro fresco al gusto
  • Brotes de alfalfa al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra 60 ml
  • Vinagre de manzana 15 ml
  • Lima zumo 0.5
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer ensalada de quinoa y langosta con vinagreta de lima

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 15 m

Preparamos la quinoa según indica el paquete. En este caso, la hemos lavado y cocido en abundate agua, escurrido y secado para retirar el exceso de agua. Por último la hemos dejado enfriar. Hay otras maneras de cocinar quinoa, todos ellos válidos, escoged el que más os encaje y adelante con ello.

Picamos finamente los tres tipos de pimiento y también el cilantro fresco. Añadimos a la quinoa junto con los brotes de alfalfa y mezclamos. Preparamos la vinagreta batiendo hasta emulsionar el aceite, el vinagre, el zumo de lima, sal y un poco de pimienta negra molida. Aliñamos la quinoa.

Cocemos la cola de langosta, previamente descongelada, en una olla con abundante agua salada. La proporción adecuada es 70 gramos de sal por litro de agua y la cola se sumerge con el agua hirviendo, no antes. Una vez que vuelva a hervir el agua de nuevo, contamos entre seis y ocho minutos (según el tamaño). Retiramos y sumergimos en un cuenco con agua helada para cortar el hervor.

Para extraer la carne sin dañar, sujetamos la cola con un trapo y presionamos suavemente por todos sus lados. El caparazón se agrietará poco a poco y facilitará la labor. Cortamos la cola en medallones y servimos con la quinoa aliñada. Pincelamos con un poco de aceite o mantequilla, sazonamos y servimos con un par de gajos de lima.

Paso A Paso Ensalada De Quinoa Y Langosta Con Vinagreta De Lima

Con qué acompañar la ensalada de quinoa y langosta con vinagreta de lima

Esta ensalada de quinoa y langosta con vinagreta de lima es un plato único excelente, perfecto para un almuerzo ligero o para un brunch de fin de semana. Se puede servir como entrante de una comida más contundente y acompañar de un vino blanco bien fresco o una copa de cava.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio