Compartir
Publicidad

Receta de alcachofas crujientes para guarnición

Receta de alcachofas crujientes para guarnición
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mi amor por las alcachofas ha ido creciendo al mismo ritmo que mi edad y cada año me gusta más utilizarlas en guisos y estofados, en arroces y otras preparaciones. Un de mis preferidas es esta receta de alcachofas crujientes para guarnición que podéis hacer mientras estén de temporada.

Estas alcachofas son excelentes para tomar con huevos fritos o como guarnición de platos de carne y sin duda os alegrarán cualquier elaboración que hagáis con carne de pollo, cerdo, conejo o cordero a las que aporta crujiente y frescura vegetal.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Alcachofa 3
  • Perejil fresco 2 ramitas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer alcachofas crujientes para guarnición

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 5 m

La primera labor es preparar las alcachofas para su utilización. Para ello, cortamos la punta de las alcachofas y retiramos las hojas más duras. Después continuamos retirando los pelillos del centro y torneando también el tallo.

Para evitar que la alcachofa se oxide, una vez preparada y limpia la ponemos en un bol con agua y perejil, que con su poder antioxidante evitará que se ponga negra. No debemos hacer esto usando zumo de limón porque aunque también funciona como antioxidante, aporta sabor cítrico y anula un poco el sabor de la alcachofa.

Mientras las dejamos en remojo, ponemos una sartén con aceite a calentar y cuando esté lista, procedemos a cortar las alcachofas en láminas lo más finas que podamos. Según las cortamos, las freímos inmediatamente, sacándolas del aceite en cuanto empiecen a tostarse. Al sacar las alcachofas crujientes las ponemos en papel absorbente para retirar el exceso de aceite de la fritura.

Alcachofas Pasos Guarnición

Con qué acompañar las alcachofas crujientes de guarnición

Estas alcachofas crujientes para guarnición que pueden también servir como aperitivo ligero, están buenísimas con unos huevos fritos con jamón, o con cualquier guiso de carne como por ejemplo, con unas albóndigas guisadas como podéis ver en la última foto del collage.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio