Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo hacer la lubina a la sal y dos trucos para que salga perfecta

Cómo hacer la lubina a la sal y dos trucos para que salga perfecta
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Preparar el pescado a la sal tiene algo mágico. Eso de enterrar el pescado bajo una costra de sal y que se cocine a la perfección me encanta. Hoy quiero contaros cómo hacer la lubina a la sal y dos trucos para que salga perfecta, y así los que nunca os hayáis animado a prepararla de esta forma, lo hagáis pronto.

Seguro que cuando probéis esta receta con lubina, -o también con dorada o besugo- y comprobéis lo sencillo que resulta usar esta técnica y ejecutar los trucos, vais a utilizarla con mucha frecuencia. Cuando la prueben en casa todos os pedirán que la hagáis una y otra vez, por lo seguro que usaréis esta forma de cocinar muy a menudo. El resultado vale la pena, os lo aseguro.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Lubina grande al peso 1.5 kg
  • Sal gruesa 2 kg
  • Clara de huevo 1

Cómo hacer lubina a la sal

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Cocción 30 m

Para hacer el pescado a la sal, necesitamos un bol grande en el que pondremos la sal. A menudo la sal gruesa viene algo húmeda, lo cual nos viene bien. Tanto si está algo húmeda como si viene seca, la "aliñaremos" con una clara de huevo bien batida, trabajando la mezcla para repartirla bien. Así la sal será muy manejable y se quedará pegada al pescado sin desmoronarse.

En una bandeja de horno, colocamos un papel sulfurizado o un silpat y extendemos encima una pequeña capa -de medio cm más o menos- de sal que haga de cama. Sobre ella acomodamos la lubina colocándola de medio lado. Poco a poco, puñado a puñado vamos cubriendo el pescado con el resto de la sal, apretando ligeramente para que la sal quede en su sitio. Podéis humedeceros las manos para que sea más sencillo. No tengáis pereza que es divertido hacerlo. Al comprarla habremos pedido al pescadero que no quite las escamas y que la limpie sin abrirla ya que la queremos cocinar a la sal.

1024 2000

Trucos para que la lubina quede perfecta.

1. Deja la cola de la lubina fuera de la sal

Este truco sirve para verificar que está en su punto. Como con el pescado a la sal no podemos comprobar el punto, podemos tirar de la cola. Si sale o se desprende, sacamos del horno el pescado que ya está, si no sale, es que le falta un poco.

Los tiempos aproximados son: Para una pieza de kilo, 20 minutos. Para kilo y medio, 28 minutos. Para 2 kg, 35 minutos, para 2,5 kg, 40 minutos y para 3 kg 45 minutos.

2. Con un cuhillo, traza una hendidura en la sal marcando la silueta

1366 2000

Cuando hayas terminado de cubrir la lubina con la sal, marca su silueta con un cuchillo, -sin llegar al pescado- y hornea tal como se ha indicado. Cuando la lubina esté en su punto, clava el cuchillo en la hendidura y podrás retirar la tapa de una sola pieza, sin que se manche nada ni se llene el comedor de sal. Fíjate en las imágenes.

Con qué acompañar la lubina a la sal

La receta de la lubina a la sal es absolutamente deliciosa. El pescado queda en su punto, jugoso y sabroso en su justa medida ya que absorbe la sal necesaria para quedar bien condimentado. Puedes hacer esta receta con otros pescados de carne firme como la dorada el besugo o el salmón. Ya verás cuánto te gusta poner estos trucos en práctica.

En Directo al Paladar | Lomos de lubina a la sal. Receta
En Directo al Paladar | Receta de corvina con costra de mayonesa y vinagreta escondida

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos