Compartir
Publicidad

Gratén o gratinado de patatas con cebolla caramelizada y queso, la receta que los amantes del queso adorarán

Gratén o gratinado de patatas con cebolla caramelizada y queso, la receta que los amantes del queso adorarán
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este gratén o gratinado de patatas con cebolla caramelizada y queso lo elaboró Samantha Vallejo Nájera en su programa de Canal Cocina. De esto hace pocas semanas y, desde el momento en que lo vi, supe que yo no iba a tardar mucho en prepararlo. Es un plato contundente y cargado de sabores. El original se prepara con patatas fritas en abundante aceite, pero yo quise restarle pesadez y, en su lugar, las herví en agua.

A pesar de eso, una pequeña porción de este gratén o gratinado de patatas con cebolla caramelizada y queso es suficiente para saciar nuestro apetito. O gula, en mi caso. Y es que soy una ratona sin solución que, cuando tiene un queso delante me lanzo directamente a por él, tenga o no tenga hambre. De ahí, que para mí sea gula lo que necesite saciar. Al margen de la motivación, sed comedidos o servidlo como plato único. Que llena bastante.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Cebolla 500 g
  • Azúcar 15 g
  • Vino blanco 50 ml
  • Patata 400 g
  • Queso Camembert o similar 1
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Bicarbonato sódico 5 g

Cómo hacer gratén o gratinado de patatas y cebolla caramelizada y queso

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 25 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 1 h 15 m

Pelamos y cortamos la cebolla en juliana, es decir, en tiras largas. Calentamos el aceite de oliva en una sartén amplia, agregamos la cebolla, el vino blanco, un pellizco de sal, el azúcar y removemos bien para que todas las hebras queden engrasadas. Mantenemos el fuego al mínimo y pochamos durante, aproximadamente, 15 minutos.

Transcurrido este tiempo, espolvoreamos el bicarbonato sobre la cebolla, removemos y dejamos reducir durante 45 minutos. El bicarbonato consigue que la cebolla suelte sus azúcares naturales y adquiera un bonito tono dorado, según se caramelizan por acción del calor. Con la cebolla caramelizada que hayamos obtenido, cubrimos la base de una fuente apta para horno.

Mientras caramelizamos la cebolla, pelamos la patata y la cortamos en láminas de medio centímetro de grosor. Las hervimos en abundante agua con sal hasta que estén casi tiernas. No hay que cocerlas del todo ya que terminarán de reblandecerse en el horno. Escurrimos la patata y la colocamos sobre la cebolla caramelizada.

Cortamos la parte superior de la corteza del queso y lo colocamos, boca abajo, sobre las patatas. Horneamos a 160ºC durante, aproximadamente, 15 minutos o hasta que veamos que la superficie de las patatas comienza a dorarse. Es este tiempo el queso se fundirá y expandirá entre las patatas, quedando perfectamente integrado en el conjunto.

Gratendepatatayquesocollage650ma

Con qué acompañar el gratén o gratinado de patata, cebolla caramelizada y queso

Este gratén o gratinado de patata, cebolla caramelizada y queso es un plato contundente, mejor consumido a la hora del medio día que por la noche por la cantidad de carbohidratos que aporta. Recomiendo servirlo acompañado de una ensalada de hojas verdes y un cesto de buen pan en el que poder untar el queso.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio