Compartir
Publicidad

Las ensaladas más ligeras: 27 recetas para cuidarte este verano

Las ensaladas más ligeras: 27 recetas para cuidarte este verano
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sabéis que nos encantan las ensaladas todo el año, pero es en verano cuando más protagonizan nuestros menús. ¡Es tan cómodo y fácil comer a base de ensaladas! Además son la mejor opción si queremos cuidarnos durante las vacaciones, sobre todo cuando los típicos excesos de estos días nos llevan a coger algunos kilos de más. Por eso hoy no centramos en las ensaladas más ligeras bajas en calorías.

Hace poco os contamos qué son las ensaladas compuestas y os dimos ideas nutritivas y muy completas, perfectas como plato único. Pero si lo que buscamos es adelgazar un poco y controlar las calorías, no todas las ensaladas nos ayudarán a cumplir ese objetivo. Para no aburrirnos siempre de las mismas combinaciones de tomate y lechuga, os traemos las mejores recetas de ensaladas ligeras, ricas y variadas.

Ensaladas ligeras con fruta

Ensalada Ligera

No me cansaré de repetir lo riquísima que es la fruta de verano y la pena que da no aprovecharla en nuestros platos. Añadiendo frutas de temporada a las ensaladas conseguimos sumar color, sabor y vitaminas, creando contrastes deliciosos y muy refrescantes en el plato. En crudo o cocinada, la fruta veraniega da muco juego en platos salados.

Ensaladas ligeras con verduras

Ensalada Ligera

Tenemos asociados ciertos productos como "típicos de ensaladas": lechugas, tomate, pepino... ¡pero cualquier verdura puede ser un ingrediente ideal! Y la gran mayoría se pueden tomar en crudo, pero cocinándolas también se logran resultados deliciosos, con texturas diferentes. Por ejemplo, probad el calabacín crudo en alguna receta y luego cambiad a otra con la hortaliza cocinada a la parrilla. No sabría con cuál quedarme.

Ensaladas ligeras con un extra de proteína

Ensalada Ligera

Cuando nos salimos de "lo verde" en las ensaladas a veces nos da miedo añadir demasiadas calorías y hacemos platos nutricionalmente pobres y sosos. La clave está en elegir proteínas magras o que tengan grasas de buena calidad, que no sean nutrientes vacíos, y ser razonables en la cantidad. Una montaña de queso de dudoso origen nunca será una buena idea, pero un par de medallones de queso de cabra son otro mundo.

Aprovechando las conservas

Ensalada Ligera

Soy muy fan de las conservas, especialmente de las de pescado y marisco. Con solo ir a la despensa ya puedes convertir una triste ensalada aburrida en un plato de lujo, sumando buenos nutrientes y sin tener que cocinar nada. Hay combinaciones clásicas que no fallan, pero atrevéos a añadir ventresca, sardinillas o buenas anchoas a lo que os apetezca y descubriréis sabores increíbles.

Ensaladas templadas ligeras

Ensalada Ligera

Por último repasamos algunas de nuestras recetas de ensaladas templadas, que en realidad yo llamaría versátiles porque admiten igual su consumo en frío que con algo de temperatura. Lo bueno de las templadas es que así se respeta más el sabor de los ingredientes, pues el frío excesivo lo estropea, y no hace falta dejarlas reposar en la nevera para degustarlas.

Espero que estas ideas os ayuden a dar variedad a vuestras ensaladas ligeras de verano, pueden dar mucho juego durante las vacaciones. Estemos o no a dieta, son buenas opciones para una cena sencilla o para sumar a la mesa de un menú más completo.

En Directo al Paladar | Verduras y Operación Bikini: Siete recetas originales
En Directo al Paladar | 11 divertidas formas de aliñar nuestras ensaladas y ¡adiós al clásico aceite y vinagre!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos