Receta griega de fasolakia, las exquisitas judías verdes con tomate perfectas para tomar frías en verano

Receta griega de fasolakia, las exquisitas judías verdes con tomate perfectas para tomar frías en verano
Sin comentarios
47 votos

Unas simples judías con tomate se convierten en un plato delicioso dejando que se guisen sin prisa y añadiendo el toque aromático de hierbas frescas. Esta receta de fasolakia, un plato tradicional griego, han sido todo un descubrimiento que sin duda repetiremos a menudo, especialmente durante el verano. Recién hechas están buenas, pero reposadas y servidas frías ganan muchísimo más en sabor y textura.

Al ser un plato tan simple podemos encontrar diferentes versiones del mismo, pero todas coinciden en lo mismo: judías verdes guisadas en salsa de tomate. En Grecia suelen usar más de las tipo boby o redondas, pero queda igualmente bien con las planas, más comunes en nuestros mercados. Utiliza un buen tomate de lata de una marca de confianza, y dale tiempo para que se guise sin prisa, dejando que reduzca y caramelice un poco.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Cebolla blanca grande 1
  • Diente de ajo 5
  • Judías verdes redondas o planas (cantidad aproximada) 500 g
  • Tomate troceado natural o carne de tomate 400 g
  • Agua (aproximadamente) 200 ml
  • Orégano seco 1 cucharadita
  • Perejil fresco un buen puñado
  • Eneldo fresco un buen puñado
  • Limón 0.5
  • Sal
  • Pimienta negra molida un buen chorro
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer fasalokia o judías verdes griegas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 50 m

Cortar la cebolla en juliana fina y rallar los ajos con un rallador tipo Microplane o uno bien fino, para dejarlos como una pasta. Alternativamente, usar un prensador. Lavar, secar y cortar las judías en piezas de unos cuatro o cinco centímetros de largo.

Calentar unas tres cucharadas de aceite de oliva en una cazuela amplia a temperatura media-baja; añadir la cebolla y el ajo, remover y salar ligeramente. Dejar cocinar hasta que la cebolla esté blanda, pero sin dejar que se dore.

Judias Verdes. Pasos

Añadir las judías, remover y echar el tomate. Agregar el orégano, salpimentar ligeramente y echar el agua usando el mismo bote del tomate, para terminar de recoger los restos que queden dentro. Llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar y dejar cocinar 30 minutos.

Destapar, remover un poco y dejar cocinando a fuego muy lento unos 15-20 minutos más, hasta que la salsa haya reducido mucho y el tomate se haya concentrado. Probar, corregir de sal, añadir el zumo de medio limón y servir con un puñado generoso de eneldo fresco y perejil picados.

47 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar las judías verdes a la griega

Como ya hemos comentado, este es un plato que, como nuestro pisto, se puede servir caliente o frío, dejándolo atemperar un poco de la nevera para que no se mate tanto el sabor. Podemos presentarlo como primer plato o como guarnición de un pescado a la plancha o carne a la parrilla, o convertirlo en plato único con algún extra. El queso feta le va de perlas, y podríamos añadir también unas aceitunas kalamata -o de Aragón-, patatas cocidas o algún huevo duro o escalfado. Un buen bonito en conserva sería otro complemento fantástico. Y que no falte pan.

En Directo al Paladar | Caballa al horno a la griega: receta fácil, saludable y muy económica
En Directo al Paladar | Alubias al horno con salsa de tomate, cuscús y queso feta: receta de inspiración griega

Temas
Inicio