Zanahorias aliñadas: receta de la tapa gaditana que (también) es perfecta como guarnición

Zanahorias aliñadas: receta de la tapa gaditana que (también) es perfecta como guarnición
Sin comentarios
51 votos

Las zanahorias aliñadas o, como dicen en Cádiz, aliñás son una receta típica de dicha provincia (y zonas colindantes) que se consume generalmente como tapa. A nosotros se nos antoja también perfecta como guarnición de carnes y pescado o como base de una ensalada. ¿Las imaginas sobre una base de hojas verdes y un poco de huevo duro? Pues eso...

Son muestra soberbia de la gastronomía local y popular andaluza, en la que hay poca cabida a florituras. Y es que con pocos ingredientes se pueden hacer grandes cosas. Solo hace falta saber combinar con cabeza un puñadete de ingredientes (todos ellos muy básicos) y punto.

Os contamos cómo se hacen y os animamos a que os pongáis al lío hoy mismo. Seguramente tenéis todo lo necesario en la cocina. En pocos minutos y sin apenas despeinaros tendréis listas estas sabrosísimas zanahorias aliñadas. No os van a decepcionar, sobre todo si sois amantes del vinagre.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Zanahoria 250 g
  • Comino en grano 1/2 cucharadita
  • Pimentón picante 1/2 cucharadita
  • Orégano seco 1/2 cucharadita
  • Diente de ajo 2
  • Sal gruesa
  • Agua 50 ml
  • Vinagre de manzana 50 ml

Cómo hacer zanahorias aliñadas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 4 h

Llenamos una cacerola con abundante agua con sal y la llevamos a ebullición. Introducimos en ella las zanahorias y las cocemos durante unos 10-12 minutos o hasta que estén ligeramente cocidas, pero aún firmes. Lo que se dice al dente.

Mientras tanto preparamos el aliño machacando en un mortero los dientes de ajo, pelados y troceados, con el comino, el orégano, el pimentón y una pizca de sal. Añadimos el vinagre y el agua y removemos.

zanahorias aliñadas paso a paso

Cuando las zanahorias estén en su punto (al dente) las retiramos del agua, las escurrimos bien y dejamos que se templen antes de pelar. Las cortamos en rodajas de medio centímetro de grosor y las introducimos en un frasco junto con el aliño.

Cerramos el tarro y removemos suavemente para que todos los trozos de zanahoria se impregnen del aliño. Las dejamos macerar en la nevera durante un mínimo de cuatro horas o, si las queremos más fuertes, un día entero. Transcurrido el tiempo de maceración nuestras zanahorias estarán listas para consumir.

51 votos

Con qué acompañar las zanahorias aliñadas

Estas zanahorias aliñadas o aliñás, típicas de Cádiz, casan a la perfección con una copita de vino fino o una cerveza bien fresquita, en caso de servirlas como tapa a la hora del aperitivo. Pero se pueden servir también como guarnición y dar un toque de sabor y vidilla a muchos platos de carne y/o pescado.

En Directo al paladar | Nuestras mejores 47 recetas con zanahoria (que está ahora en su mejor momento)
En Directo al paladar | Fritos de zanahoria y queso halloumi, receta de aperitivo fácil y sabroso para el picoteo del finde

Temas
Comentarios cerrados
Inicio