Compartir
Publicidad

Canelones de pollo y portobello, receta de aprovechamiento

Canelones de pollo y portobello, receta de aprovechamiento
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días publiqué una receta de espaguetis al huevo con pollo y portobello y claro, a veces me pasa que me lío a hacer relleno y no siempre tenemos el mismo apetito, así que me encontré con que me sobró salsa y como en casa no se tira nada, esta vez no lo comimos con un huevo frito, si no que elaboré estos canelones de pollo y portobello como exquisita receta de aprovechamiento.

Ya os decía en otras ocasiones que cuando sobra algo casi siempre se puede hacer otra receta con ello. Hombre si son unas alubias pues no mucho más que recalentarlas, pero en el caso de este tipo de salsas de pasta son deliciosas para acompañar cualquier otro día un huevo frito, como os comentaba, o si no también se puede congelar sin problemas para repetir receta si no os apetece reaprovechar.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Láminas de pasta para canelones 12
  • Champiñones portobello 100 g
  • Pechuga de pollo 0.25
  • Jamón serrano loncheado 1
  • Chalota 2
  • Pimiento verde 0.5
  • Salsa de tomate
  • Vino blanco un chorrito
  • Sal
  • Albahaca
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Queso rallado para gratinar
  • Mantequilla 60 g
  • Harina de trigo 60 g
  • Leche entera 800 ml
  • Nuez moscada molida

Cómo hacer canelones de pollo y portobello

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 40 m
  • Cocción 20 m

Limpiamos y troceamos las verduras. A los champiñones les sacamos parte del pie y la piel del sombrero. En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva. Rehogamos las chalotas y una vez que estén transparentes añadimos el pimiento verde y el pollo. Salpimentamos y dejamos que se haga un poco el conjunto.

Echamos el jamón en pedacitos, damos unas vueltas y colocamos también los champiñones, subimos el fuego, vertemos el vino blanco, dejamos que se evapore el alcohol y tapamos la cazuela unos minutos para que los champiñones se hagan. Una vez listos agregamos salsa de tomate a nuestro gusto, más o menos unas cuatro cucharadas, y un poco de albahaca.

Rectificamos de sal si fuese necesario y cocemos durante unos 10 minutos más fuego bajo. Reservamos hasta el momento de montar los canelones. Para hacer la bechamel ponemos a fuego medio la mantequilla en un cazo grande hasta que se derrita. Añadimos la harina y la cocinamos un poco para que la bechamel no tenga sabor a harina cruda. Removemos continuamente durante un par de minutos.

Echamos poco a poco la leche, removiendo todo el rato suavemente para que no se hagan grumos y nos quede una bechamel fina. Dejamos de echar leche cuando tengamos es espesor deseado, para los canelones la dejamos ligera, no muy espesa. Salpimentamos y echamos nuez moscada. Removemos y cuando empiece a burbujear estará lista.

Calentamos el horno a 180º con calor arriba abajo. Cocemos las placas de pasta en agua hirviendo con un poco de sal. Cuando esté en su punto la escurrimos y pasamos por el chorro de agua fría. Para montar los canelones colocamos un poco de salsa de tomate en el fondo de la bandeja. Rellenamos cada canelón con un poco del relleno y lo enrollamos sobre sí mismo.

Lo colocamos en la fuente, y haremos lo mismo hasta terminar todo el relleno y las placas de pasta. Cubrimos con la bechamel y espolvoreamos con queso para gratinar. Horneamos durante unos 20 minutos y gratinamos durante cinco. Servimos inmediatamente.

Canelones de pollo y portobello paso a paso. Receta de aprovechamiento

Con qué acompañar los canelones de pollo y portobello

Estos canelones de pollo y portobello son una auténtica delicia. Cuando hago este tipo de recetas un poco más "fuertes" las tomamos como plato único, acompañadas de una buena ensalada, así compensamos un poco y no nos pasamos de la raya. Combinan muy bien en este caso con vino blanco, y si es fresquito, mucho mejor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio