Compartir
Publicidad

Pollo al horno

Pollo al horno
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pocos platos hay que gusten tanto a mis comensales que el pollo al horno acompañado de una guarnición de verduras asadas. Una elaboración que requiere muy poco esfuerzo y que, con la aplicación de unas sencillas pautas, puede hacernos quedar como reinas o reyes de la cocina.

Si hace poco os explicaba cómo conseguir un pollo al horno de película, hoy os cuento cómo hacer la receta básica. El pollo al horno admite todo tipo de variantes en cuanto a su condimentación y relleno y permite que dejemos volar nuestra imaginación y hagamos uso de los productos que tengamos a mano. No hay límites, así que juguemos con la receta.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Cebolla 2
  • Limón 1
  • Sal 5 g
  • Pimienta negra molida 2 g
  • Pimentón dulce 2 g
  • Pimentón picante 2 g
  • Zumo de limón 30 ml
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pollo entero de 1.5 kilos aproximadamente 1
  • Vino blanco 50 ml
  • Agua 50 ml
  • Zanahoria 4
  • Patatas medianas 4

Cómo hacer pollo al horno

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 1 h 45 m

Partimos de un pollo limpio de vísceras, sin restos de grasa ni pluma y comenzamos por lavarlo bien, bajo un chorro de agua fría. Lo secamos a conciencia con papel absorbente. Este paso es muy importante, tiene que estar bien seco para que se ase bien y quede jugoso en el interior y crujiente en el exterior.

Tomamos una de las cebollas y la cortamos en cuartos. Vamos a usar dos de ellos para rellenar el pollo, los otros dos los reservamos para la guarnición junto con la segunda cebolla. Lavamos bien el limón y lo pinchamos con una puntilla por toda la superficie, asegurándonos de atravesar bien la piel. Sazonamos bien el interior del pollo y lo rellenamos con el limón y los dos cuartos de cebolla.

En un pequeño cuento mezclamos la pimienta, los dos tipos de pimentón, el zumo de limón y el aceite de oliva virgen extra. Untamos el pollo con la mezcla, dando la vuelta para que quede bien cubierto por todos lados. Si queremos, lo podemos bridar con hilo de bramante, pero esto es totalmente opcional.

Pelamos y cortamos las patatas en trozos regulares. Las hervimos en una cacerola con abundante agua salada durante cinco minutos. Escurrimos y las colocamos en una bandeja de horno. Pelamos y cortamos en tiras las zanahorias y la cebolla (incluidos los dos cuartos que tenemos reservados). Las incorporamos a las patatas y regamos con el vino blanco, el agua y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Introducimos la bandeja con las verduras en la parte media-inferior del horno, pre-calentado a 180 ºC. Sobre esta colocamos la rejilla y, sobre la rejilla, el pollo con las pechugas hacia arriba. Horneamos durante una hora antes de voltear con sumo cuidado (no hagáis como yo que rasgué la piel, lo podéis ver en la foto).

Horneamos durante 30-45 minutos más o hasta que el pollo alcance los 74 ºC en su interior. Transcurrido el tiempo total de asado, retiramos el pollo del horno y lo dejamos reposar unos minutos antes de trinchar y servir junto con las verduras asadas.

Durante el asado, los jugos del pollo caen sobre las verduras, transfiriendo su sabor. Podemos abrir el horno de vez en cuando para remover y voltear las verduras y que se asen uniformemente. Esto no va a afectar al asado del pollo.

Polloalhornocollage 1024 Ma

Con qué acompañar el pollo al horno

Ya sea para comer o para cenar, el pollo al horno es un bocado exquisito siempre bienvenido. Si lo servimos con la guarnición de verduras, es mejor tomarlo a la hora de la comida pues es contundente. Pero también lo podemos hacer para cenar, prescindiendo de las verduras, y acompañándolo de una ligera y refrescante ensalada. Al gusto.

En Directo al paladar | Cómo hacer un pollo al horno de película
En Directo al paladar | Lasaña mexicana de pollo. La receta que te pedirán una y otra vez

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos