Publicidad

Siete recetas de canelones gratinados, para disfrutarlos en familia (o en solitario)

Siete recetas de canelones gratinados, para disfrutarlos en familia (o en solitario)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Creo que habrá pocas personas a las que no gusten los canelones, ya que además de ser excelentes como receta de aprovechamiento en la que podemos dar salida a sobras de carne, atún, pollo y prácticamente cualquier otro ingrediente, también son un plato delicioso que hacemos muchas veces directamente porque nos apetece esta receta. Por eso hoy he seleccionado estas siete recetas de canelones gratinados para disfrutarlos en familia (o en solitario), para que si os apetecen uno de estos días, tengáis a mano siete estupendas posibilidades para rellenarlos.

Como ya os conté al hacer un recopilatorio similar con nuestras mejores recetas de lasaña, los canelones también están entre las peticiones más habituales de mi familia y amigos cuando nos reunimos para comer o celebrar algo. ¿Será la mezcla de bechamel, queso gratinado y pasta lo que tanto nos gusta, en uno y otro formato?

Nueve recetas de canelones gratinados

1. Canelones de carne picada

Canelones carne picada Canelones de carne picada
  • Ingredientes: 12 Láminas de pasta para canelones, 300g de Carne picada, 1 Cebolla, una ramita de apio, 20 g de Mantequilla, 2 Zanahorias, Salsa de tomate abundante, 200 ml de vino tinto y otros 200 ml de caldo de carne, 1 pimiento verde, hierbas provenzales y orégano seco. Además, 500 ml de salsa bechamel, queso parmesano y sal y pimienta al gusto.
  • Elaboración: La receta es laboriosa porque necesitamos varias preparaciones como el tomate frito casero, la bechamel y la salsa bolognesa de carne picada. Comenzaremos preparando la salsa de carne que aportará el sabor y la alegría a estos canelones y que es la que tarda más en hacerse. El toque de apio es imprescindible, como comprobaréis si os animáis a preparar esta salsa. En una sartén derretimos la mantequilla, añadimos un poco de aceite de oliva y freímos la cebolla junto a la zanahoria, el apio y en su caso, el pimiento verde todos muy picados. Cuando la cebolla empiece a cambiar de color, añadimos la carne picada y la removemos integrando bien todos los ingredientes. Salpimentamos. Añadimos el vaso de vino y dejamos que evapore hasta la mitad, incorporando entonces el tomate triturado, las hierbas aromáticas y el caldo de carne y dejando que se cocine a fuego lento durante unos 35 minutos. En ese tiempo apenas hay que remover de cuando en cuando por lo que aprovechamos para preparar una salsa bechamel no muy espesa, dejar la pasta de los canelones en remojo en agua caliente para poder moldearlos y precalentar el horno a 180º. Sobre un paño de cocina limpio extendemos los canelones ya reblandecidos y los rellenamos con una cucharada de nuestra salsa de carne especial y los vamos colocando en una fuente de horno cuya base habremos cubierto con 3 cucharadas de tomate frito para que no se nos peguen. Cuando hayamos colocado todos los canelones, los cubrimos con la salsa bechamel y los espolvoreamos con queso parmesano rallado. Yo suelo hacer un dibujo con tomate frito para que me indique dónde está la división de las dos filas de canelones porque después de hornear se hace complicado encontrarla y podemos romperlos al servir. Tras diez minutos horneando con calor arriba y abajo, los gratinamos a 225º durante 4 minutos y los llevamos a la mesa.

Receta completa aquí

2. Canelones rellenos de pollo

canelones de pollo y tomate Canelones rellenos de pollo
  • Ingredientes: Dos pechugas de pollo, 12 canelones, una taza de puré de tomate, media cebolla, una cucharada de tomillo seco, una cucharada de comino, dos cucharadas de aceite de oliva, media cucharadita de azúcar, sal y pimienta negra molida.
  • Elaboración: Limpiar las pechugas de pollo y cortarlas en tiras de un tamaño similar al de los canelones. Las ponen en una ensaladera junto con una cucharada de aceite, paprika, comino, sal y pimienta. Revuelven bien y dejan reposar una media hora. Ahora van a calentar la otra cucharada de aceite en un sartén y ponen a asar las tiras de pollo a fuego medio por unos 15 minutos. Pican la cebolla que ponen a sofreír en un sartén con la otra cucharada de aceite de oliva. Vierten el puré de tomate, sazonan con el tomillo seco, sal y pimienta. Dejan en la lumbre unos cinco minutos y retirar del fuego. Ahora van a rellenar cada canelón con las tiras de pollo y los van a acomodar en una fuente de horno. Recubren con la salsa de tomate y hornean por unos 25 minutos, a 180ºC.

Receta completa aquí

3. Canelones de la abuela

canelones abuela Canelones de la abuela
  • Ingredientes: 500 g de Carne picada de vacuno y cerdo 1 Cebolla, 2 Dientes de ajo, 125 g de Paté de hígado de cerdo, 200 g de Tomate frito casero, 30 láminas de pasta para canelones, aceite de oliva, sal, 80 g de harina, 100 g de mantequilla, 1 litro de leche y 200 g de queso para gratinar.
  • Elaboración: Empezamos picando la cebolla y el ajo y poniéndolos a pochar en una sartén. Luego incorporamos la carne picada y, cuando se haya dorado, añadimos el paté, removiendo bien hasta que se integre. Retiramos del fuego y reservamos. Por otro lado, ponemos a cocer las láminas de pasta en abundante agua salada hirviendo, removiendo con frecuencia para que no se peguen. Tras 10 minutos (o lo que indique el envase), las escurrimos con agua fría y las extendemos rápidamente sobre un paño de cocina. Ahora llega el momento de rellenar los canelones con la carne picada. Conviene no poner demasiada cantidad para que cierren bien, pero la suficiente para que no quede escaso. Para que queden más jugosos, mi abuela cubre la bandeja del horno con un papel de hornear untado con tomate frito. El penúltimo paso es preparar la bechamel. En un cazo, derretimos los 100g de mantequilla, luego incorporamos las cuatro cucharadas colmadas de harina y removemos bien. Finalmente, vamos incorporando la leche sin dejar de remover, hasta que quede una bechamel cremosa, sin grumos, y un poco más líquida que la que se usa para las croquetas. Ahora ya solo queda repartir la bechamel por encima de los canelones, colocar el queso rallado y gratinar en la parte alta del horno a máxima temperatura durante unos 15 minutos, hasta que quede bien dorado.

Receta completa aquí

4. Canelones de espinacas gratinados

Canelones de espinacas gratinados Canelones de espinacas gratinados
  • Ingredientes: 200 g de Espinacas frescas, un puñadito de Piñones y otro de Uvas pasas sultanas, Láminas de pasta para canelones o pasta Schiafoni, una pizca de queso rallado para gratinar y dos cucharadas de salsa bechamel para cubrir solamente
  • Elaboración: Tenía en casa unas sobritas de espinacas a la catalana y decidí aprovecharlas usando una pasta llamada schiaffoni que podría describiros como medio canelón que me parece perfecta para usar en recetas de rellenos sencillos como la de hoy. Para hacer estos mini-canelones de espinacas gratinados, cocemos la pasta según indica el fabricante y cuando está hecha, la enfriamos y escurrimos bien, procediendo a rellenarla. Para esta receta usé unas espinacas con pasas y piñones que me apetecía probar y una salsa bechamel ligera perfecta para cubrir los schiaffoni cuando estuvieran listos. Tras rellenar la pasta, colocamos los mini canelones de pie en una fuente, agrupándolos para que casi no quede espacio entre ellos. Después cubrimos con la salsa bechamel, espolvoreamos ligeramente con queso parmesano rallado y terminamos la receta horneando durante seis minutos y gratinando otros tres o cuatro hasta que la superficie esté dorada.

Receta completa aquí

5. Canelones de atún, tomate y huevo

Canelones atun tomate y huevo Canelones de atún, tomate y huevo
  • Ingredientes: 250 g de Atún en aceite, 225 g de Salsa de tomate, 2 Huevos, 20 g de Pan rallado (opcional), 20 Láminas de pasta para canelones, Sal, Pimienta blanca molida, Aceite de oliva virgen extra, Queso rallado tipo Cheddar, y 450 g de Salsa bechamel
  • Elaboración: Comenzamos por el huevo duro. Llenamos de agua un cacito y la llevamos a ebullición. Sazonamos, introducimos el huevo con ayuda de una cuchara para que no golpee la base y se resquebraje y cocemos durante 12 minutos. Retiramos y refrescamos en abundante agua fría para cortar el hervor. Mientras tanto, escurrimos el atún sobre un colador para retirar la mayor cantidad posible de aceite (este lo podemos guardar y usarlo para otras elaboraciones). Agregamos 175 g de la salsa de tomate y los huevos, previamente pelados y picados, y salpimentamos al gusto. Si la mezcla queda acuosa, podemos incorporar un poco de pan rallado. Hervimos las placas de pasta siguiendo las instrucciones del fabricante, agregando un chorrito de aceite de oliva virgen al agua para potenciar su sabor. Una vez listas, las colocamos sobre un trapo limpio y ligeramente humedecido. Repartimos el relleno entre todas ellas y las cerramos enrollando en forma de tubo. Trasladamos los canelones rellenos a una fuente apta para horno cubierta con el resto de la salsa de tomate, y los cubrimos con la salsa bechamel caliente. Espolvoreamos con el queso rallado e introducimos en horno pre-calentado a 200 ºC. Cocemos durante 10 minutos o hasta que el queso se dore y los canelones hayan alcanzado cierta temperatura.

Receta completa aquí

6. Canelones de bonito del Norte

canelones bonito Canelones de bonito del Norte
  • Ingredientes: Para el relleno: 24 placas de pasta para canelones, 250 g de bonito del norte en aceite de oliva, 1 zanahoria, 1 cebolla mediana, 1 pimiento verde, 1/2 pimiento rojo, 10 cucharadas de tomate natural o salsa, sal, albahaca, orégano, aceite de oliva virgen extra, queso rallado para gratinar. Además para hacer la bechamel: 60 g de mantequilla, 60 g de harina de trigo normal, 800 ml de leche entera aprox., sal, pimienta negra, nuez moscada.
  • Elaboración: En una cazuela amplia baja calentamos un poco de aceite de oliva. Rehogamos la zanahoria, la cebolla y los pimientos troceados. Cuando esté bien pochadito el conjunto añadimos el bonito escurrido y mezclamos. Dejamos que se haga un par de minutos. Salamos ligeramente. Añadimos el tomate natural y dejamos unos minutos para que se mezclen los sabores. Rectificamos la sal, echamos un poco de albahaca y orégano al gusto y dejamos cocer a fuego mínimo durante 15 minutos removiendo de vez en cuando. Reservamos hasta el momento de montar el plato. Para hacer la bechamel ponemos a fuego medio la mantequilla en un cazo grande hasta que se derrita. Añadimos la harina y la cocinamos un poco para que la bechamel no tenga sabor a harina cruda. Removemos continuamente durante un par de minutos. Echamos poco a poco la leche, removiendo todo el rato suavemente para que no se hagan grumos y nos quede una bechamel fina. Dejamos de echar leche cuando tengamos es espesor deseado, en este caso mejor que quede ligera ya que es para canelones. Salpimentamos y echamos la nuez moscada. Removemos y cuando empiece a burbujear estará lista. Reservamos. Calentamos el horno a 180º con calor arriba abajo sin aire. Cocemos la pasta en agua hirviendo con un poco de sal. Cuando esté en su punto la escurrimos y pasamos por agua fría. Para montar los canelones colocamos un poco de bechamel en el fondo de la bandeja. Rellenamos cada canelón con un poco del relleno y lo enrollamos sobre sí mismo. Lo colocamos en la fuente, y haremos lo mismo hasta terminar. Cubrimos con bechamel y espolvoreamos con queso para gratinar. Horneamos durante unos 20 minutos y gratinamos durante cinco. Servimos inmediatamente con una ensalada como acompañamiento.

Receta completa aquí

7. Canelones vegetarianos de pisto

canelones pisto Canelones vegetarianos de pisto
  • Ingredientes: 20 Láminas de pasta para canelones o pasta schaffone, 1 Pimiento verde italiano, 5 Tomates, Salsa bechamel (15 g mantequilla, 15 g harina y 500 leche entera), medio calabacín, media cebolla y queso Parmesano
  • Elaboración: Para hacer el pisto, freímos los distintos ingredientes troceados dejando que se cocinen a fuego lento hasta quedar tiernos. Después los mezclamos y los reducimos hasta que queden bien cremosos. Mientras, cocemos la pasta en abundante agua con sal según las indicaciones del fabricante para dejarla al dente. Escurrimos la pasta y la distribuimos dejando de pie en una fuente de horno. Podéis utilizar canelones de los que ya vienen en forma de cilindros, esta variedad de pasta llamada schiaffoni o alguna pasta similar. Una vez colocados, vamos rellenando los cilindros con el pisto con ayuda de una cucharilla. Hacemos la bechamel mezclando en la sartén la harina con la mantequilla derretida y vamos añadiendo la leche sin dejar de remover hasta obtener una crema. Dejamos cocinar la bechamel durante al menos 15 minutos a fuego lento. Repartimos la bechamel sobre los canelones, espolvoreamos con queso rallado y gratinamos en el horno.

Receta completa aquí

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir