Publicidad

Tarta de cebolla caramelizada y gruyere: receta fácil para una cena en familia

Tarta de cebolla caramelizada y gruyere: receta fácil para una cena en familia
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El concepto de las tartas saladas es muy cómodo ya que las puedes preparar como tu prefieras y según tu inspiración del momento. Algunos ingredientes pueden ser parte de los básicos y ya sabemos que siempre te permitirán quedar bien con una tarta exquisita.

Tal es el caso de la cebolla y del queso gruyere que usaremos hoy para hacer esta tarta de cebolla caramelizada y gruyere que es realmente muy sencilla de preparar y cuyo sabor te va a encantar. Te invito a que prepares tus ingredientes y hagamos esta deliciosa receta.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Hojaldre 250 g
  • Cebolla 2
  • Queso gruyère rallado 200 g
  • Crème fraîche 200 ml
  • Mantequilla 15 g
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Aceitunas verdes sin hueso 12
  • Azúcar 5 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer tarta de cebolla caramelizada y gruyere

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 40 m

Vamos a extender la masa y darle la forma del molde que vayamos a usar. Calentamos un sartén con el aceite y la mantequilla . Cortamos las cebollas en julianas, las colocamos en el sartén a fuego medio, les espolvoreamos el azúcar y las dejamos sofreír por unos 20 minutos aproximadamente. Las revolvemos de vez en cuando para armonizar la cocción.

Si no compramos el queso rallado, es momento de rallarlo finamente para luego ponerlo en un cuenco junto con la crema, sal y pimienta. Revolvemos bien y vertemos esta mezcla sobre la masa de hojaldre ya enmoldada.

Cuando la cebolla está lista la vaciamos sobre la mezcla de crema y queso esparciéndola para recubrir toda la tarta. Cortamos las aceitunas en dos y las acomodamos sobre todo lo demás. Horneamos por unos 25 minutos a unos 180ºC hasta que la tarta quede bien doradita.

Tarta Cebolla Queso Prep

Con qué acompañar la tarta de cebolla caramelizada y gruyere

El encanto de la tarta de cebolla caramelizada y gruyere es que la puedes comer caliente o tibia para la hora de la cena. Te recomiendo acompañarla de una ensalada de hojas verdes y por supuesto de una copita de vino blanco seco bien frío. Si la quieres preparar para algún día de campo o un picnic, te recomiendo llevarla fría y dejarla a temperatura ambiente. No se recomienda su recalentado en horno de microondas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir