Compartir
Publicidad

De tapas en Estado Puro por Madrid

De tapas en Estado Puro por Madrid
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevo unos cuantos meses queriendo ir a En Estado Puro y unas veces por unas cosas y otras veces por otras al final siempre se torcian los planes. Finalmente el 1 de abril y ante una proposición de mi mujer de escaparnos de las responsabilidades de ser papás por un rato, pudimos ir y degustar algunas tapas, o mejor dicho raciones.

Es importante distinguir entre tapas y raciones. Y aunque algunas veces no se esté muy clara la frontera entre unos y otros podemos considerar que lo que allí se sirven son raciones para tapear. Así todos contentos. Nada más llegar y además al ser festivo lo primero que se ve es que está lleno el local. Las mesas son altas y para compartir y dentro solo quedaban algunos huecos en las barras que tienen en la pared, así que optamos por salir a la terraza, que además la tienen acondicionada para poder estar en invierno o cuando hace frío como era el caso.

Tal vez una de las cosas que menos nos gustó del local fue por un lado la sensación de agobio y de poca intimidad que tiene el compartir mesa dentro. Aunque bien es cierto que en otros locales de tapeo por lo general hay que hacerse hueco a codazos. Otro punto, por poner alguna pega, fue que las tapas salían a mi gusto, demasiado templadas. Un punto más de calor hubiese estado genial.

El servicio es muy rápido y atento y en general las tapas muy ricas y apetecibles, por lo menos las que probamos y las que pudimos ver en otras mesas y que en otra ocasión espero que caigan. De todas formas empezamos en la mesa con la carta, muy original, dispone de todas las tapas y raciones. Además de un par de arroces, bocadillos, hamburguesas y ensaladas. Como veis en la foto la propia carta ya tiene los cubiertos y la servilleta de papel. Todo un detalle.

Carta de Estado Puro

Nosotros, que ya pensábamos comer con lo que pidiésemos, empezamos por una ensaladilla rusa con regañás. La patata chafada y la mayonesa en espuma. Nos gusto mucho, aunque la mejor ensaladilla sin duda que la he comido en Orihuela (tierra de mi mujer).

Ensaladilla rusa con regañás en Estado Puro

Los boquerones en vinagre tal vez novedosos por el recipiente en el que estaban y es que tampoco se puede pedir una innovación en todas las tapas. Bueno, como podéis ver se trata de un tupper (de mejor calidad) como el de la comida china a domicilio.

Boquerons en vinagre

Continuamos por las raciones calientes. Lo primero fueron unos espárragos verdes en tempura con romescu. Crujientes, jugosos y el romescu muy aceptable.

Espárragos verdes

Lo siguiente fueron unas bombas de carne. Se trata de unas bolas que yo he hecho anteriormente, puré de patata relleno de carne y empanado. Además estaba acompañado de salsa brava y un poco de alioli. Muy ricas, pero no entiendo porque las raciones que pedimos eran impares, para dos personas mala solución.

Bombas de carne

Terminamos con unas patatas bravas. En este caso son mini patatas asadas a las que se le ha hecho un hueco y se rellenan de salsa brava y un poco de alioli. tal vez no sean las mejores bravas de Madrid, pero estaban muy buenas.

Patatas con salsa brava

Sin duda que En Estado Puro es un sitio al que hay que ir de vez en cuando. Servicio bueno, rápido, comida de calidad y los precios para nada caros para ser la zona de Madrid en la que está, además del tipo de local que es.

Por cierto, muy curioso donde te traen la cuenta. Una lata, vacia, donde se puede dejar la propina dentro. Muy original. La cuenta además no fue para nada cara, 40 euros aproximadamente cinco raciones y cuatro consumiciones de refrescos.

Cuenta

En Estado Puro

Plaza Canovas del Castillo, 4
91 330 24 00
Tapas y más
Precio, a partir de 10 euros por persona

En Directo al Paladar | De tapas por Madrid, Taberna el Capricho
En Directo al Paladar | De tapas por Madrid, El Brillante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos