Publicidad

La Oveja negra, la versión canalla de Restaurante Casa Florencio

La Oveja negra, la versión canalla de Restaurante Casa Florencio
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando estuve visitando Aranda del Duero con motivo de las XIV Jornadas del Lechazo me quedé a dormir en Aranda porque quería aprovechar el fin de semana para disfrutar de esta localidad. Por la noche, a la hora de cenar me acerqué al Restaurante Casa Florencio, que para las cenas se transforma en su versión canalla, convirtiéndose en otro restaurante con el nombre de La Oveja Negra.

Aunque durante el día es un asador tradicional, que de hecho está dentro de los que ofrecen el menú de degustación de las Jornadas del Lechazo de Aranda, por las noches cambia de cocinero, cambia su decoración y se convierte en un moderno restaurante que ofrece una cocina de calidad a un precio bastante razonable. Una idea sorprendente y moderna que me encantó. Dos restaurantes en uno.

La Oveja Negra

Aunque está situado dentro de Casa Florencio, La Oveja Negra es el hermano moderno del asador tradicional donde está instalado. A la hora de cenar, unos paneles bajan del techo tapando la decoración clásica castellana y revelando un espacio moderno y transgresor, un espacio a contracorriente.

casa_florencio_oveja.jpg
Lo mejor es que el cambio es total, ya que cambia la carta, cambia el espacio, cambia el concepto e incluso cambia el cocinero. El resultado, un sorprendente y apetecible espacio donde se puede degustar un menú por 29 euros.

Os cuento el menú que yo tomé, pero recordad que cuando vayáis vosotros, será otro, porque desde que abrió, no ha repetido ni un plato del menú que cambia de arriba abajo cada fin de semana. La Oveja negra abre los viernes y sábados por la noche.

Menú degustación La oveja negra de Casa Florencio

Encima de la mesa había una bolsa de papel que mostraba el menú que ibamos a comer. Éste constaba de 5 platos y postre, acompañados de una botella de vino Protos de Ribera del Duero, pan, agua y café, todo incluido por 29 euros.

casa_florencio1.jpg
Abrimos boca con un capuccino de espárragos y berberechos, sorprendente e intenso en su sabor. A continuación, un delicioso carpaccio de presa ibérica con brevas y un revuelto de erizo de mar servido en su caparazón.

Los platos fuertes que nos sirvieron tras un sorbete de piña colada para enjuagar sabores fueron un taco de atún a la plancha servido sobre pisto y un talo a la mexicana de lechazo, un guiño a la zona con un buen punto de picante, que recordaba a la receta del Puerco Pibil, que sirvieron acompañado de guacamole y camote asado.

casa_florencio2.jpg

De postre, una torrija templada que mostraba la formación en La Taberna del Alabardero, donde había trabajado el cocinero antes de trasladarse a Aranda de Duero acompañada de helado. En conjunto, una cena muy agradable y una sorprendente transformación de un clásico asador en un lugar modernito y resultón, al que volveremos en próximas visitas a Aranda.

Restaurante La Oveja Negra (Casa Florencio)

C/ Isilla 14 Aranda de Duero Burgos
Tel 947 50 02 30
Menú Degustación 29 euros

En Directo al Paladar | Las Jornadas del Lechazo en Aranda de Duero
En Directo al Paladar | Restaurante Le Coco. Con luz y buen oficio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir