Publicidad

Restaurante La Barraca. Delicioso rincón secreto en la playa de Almuñecar

Restaurante La Barraca. Delicioso rincón secreto en la playa de Almuñecar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En un viaje relámpago que hice hace unas semanas visitando a unos amigos en la Axarquía malagueña, uno de los días nos acercamos a pasar el día en la playa de Cantariján. Cuando pensaba que ese día ibamos a comer "de chiringuito", fue toda una alegría descubrir el Restaurante la Barraca donde disfrutamos de buena cocina en la playa de Almuñecar.

Tanto me gustó el lugar y tan buenos fueron los platos que compartimos que he querido comentaros la experiencia por si os viniera bien como una recomendación para las vacaciones veraniegas. Además, el servicio de chiringuito en las tumbonas y sombrajos es también muy interesante como veréis.

Situación de la Barraca

La playa de Cantariján, está situada en el término municipal de Almuñecar en la provincia de Granada, entre Nerja (Málaga) y Almuñecar, es una playa a la que hay que acceder en un minibús que hace el trayecto desde la carretera hasta el mar, dejando el coche en la parte de arriba.

Este lugar es muy agradable para pasear y tomar un baño y cuenta con un excelente servicio de chiringuito en la playa. El entorno está lleno de pinos y otros árboles autóctonos de la zona como el algarrobo, así como de plantas aromáticas como el romero marino, propio de la zona.

Con precios muy accesibles, se pueden alquilar tumbonas, sombrillas y sombrajos, para pasar un agradable día de sol sin renunciar a ciertas comodidades. Sin coste excesivo, puedes solicitar que te lleven un refresco o una cerveza helada así como cualquier plato de la carta a tu sombrilla, si te apetece picotear algo entre horas o para hacer tiempo hasta la hora de comer.

restaurante-barraca-almuñecar

Tanto la playa como el restaurante están algo escondidos desde el mar por lo que ha sido un secreto bien guardado entre españoles y europeos que visitan la playa junto a los residentes de la zona. La zona de los alrededores es parte de una reserva natural, los Acantilados de Maro Cerro Gordo, en la que puedes ver cabras montesas, ardillas y otros animales en su medio. La playa es de uso mixto entre bañistas textiles y naturistas, aunque la zona nudista está a la vuelta de un muro natural de rocas situado hacia la izquierda mirando al mar.

El restaurante La Barraca

Con una decoración muy agradable y lleno de detalles con toques budistas, el restaurante tiene una sorprendente carta basada sobre todo en pescados y productos de temporada. Se puede comer tanto en las mesas situadas en el exterior, todas provistas de sombra como en la zona interior del restaurante bajo techo.

El día que asistimos pedimos varios entrantes a compartir, seguidos de un pescado cocinado en paella que nos dejaron bien satisfechos. Con el vino y el postre, salimos a unos 25 euros por persona, lo cual teniendo en cuenta la abundancia de los platos y la excelente calidad nos pareció bastante ajustado.

Lo bueno es que este restaurante está abierto tanto en temporada de verano como durante todo el año, por lo que también resulta una excelente opción para ir ex profeso fuera de la temporada. En los días de playa, como temporada alta conviene reservar.

Los entrantes

piononos cabra y pata cerdo

Mientras nos tomábamos una cerveza y para empezar a abrir boca, pedimos una ración de pata de cerdo asada. Estaba realmente deliciosa, muy jugosa y muy bien aliñada. La otra cosa que nos llamó la atención fue un plato de piononos realizados con unos cilindros de queso de cabra, rellenos de fruta y fritos. Nos parecieron muy originales además de muy ricos.

Siguiendo con la carta, nos sorprendió ver una ensalada de algas al estilo del chef y como tanto a mis acompañantes como a mí nos resultó muy sugerente, lo pedimos sin dudarlo. Sobre una salsa llena de sabor a mar, una bola de ensalada de lechuga de mar y wakame acompañada de brécol y gambas. No es que estuviera buenísima, que lo estaba, es que nos dejó sin palabras.

algas-restaurante-barraca-herradura

El pescado

Aunque también preparan arroces en paella, arroz con bogavante, negro y otros platos como espetos de sardinas y también tienen buena carne, lo que ha dado fama a este lugar son sus platos de pescado fresco, cocinado al horno, a la espalda, a la plancha o a la sal.

Nuestra elección fue una gallineta que nos sugirió el camarero, que nos explicó que era un pescado de roca de la familia de las escorpóreas, como el cabracho. La gallineta que era para 4 personas nos la prepararon al horno con una guarnición de patatas y ajos, con una salsa con pimentón y verduras y acompañado de unas gambas.

El pescado estaba fantástico de punto y como todo pescado de roca tenía mucho sabor. Teniendo un poco de cuidado por si había espinas -- tenía muchas menos que en el caso del cabracho -- disfrutamos mucho de esta preparación y pedimos un poco más de pan para aprovechar la salsa.

gallineta restaurante la barraca

Los postres

Cuando llegamos a loss postres nos ofrecieron mango o sandía como fruta fresca y sus tartas caseras, por lo que nos decantamos por una tarta de mousse de chocolate. Aunque estaba muy buena, me sobraba mucha de su decoración, con chantilly y dibujos de caramelo, un poco pasados de época y absolutamente innecesarios porque la tarta por sí misma estaba muy buena.

En resumen, os diré que el restaurante La Barraca es un lugar que merece la pena conocer, tanto en época veraniega como en otras épocas del año, porque su cocina es muy variada y agradable y ajustada en precios. Y en verano, es una excelente opción para salirnos del clásico chiringuito ruidoso de comida rápida que en tantas ocasiones nos resulta ineludible.

Restaurante la Barraca

Playa Cantarrijan | La Herradura, Almuñecar, (Granada) Precio medio 25 euros persona Tel Reservas 958349897 Página Web

En Directo al Paladar | Restaurante Muñagorri. Una apuesta por la cocina clásica En Directo al Paladar | Delicioso "bullit" de pescado junto a la playa en el Restaurante el Pulpo de Ibiza

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir