Ayuno intermitente para principiantes: los mejores consejos para iniciar su práctica

Ayuno intermitente para principiantes: los mejores consejos para iniciar su práctica
Sin comentarios

El  ayuno intermitente es un método que propone limitar las horas del  día durante las cuales se ingieren alimentos y puede resultar muy efectivo para adelgazar. Si deseas iniciarte en su práctica dejamos siete consejos para principiantes.

Consulta con un profesional de la salud siempre

Nutricionista

El ayuno intermitente es un método que además de permitir limitar las calorías de cada día puede beneficiar la salud en gran medida. Sin embargo, sus efectos positivos serán mayores y mejores si se practica de la mano de  un profesional de la salud.

No es un método apto para todo público y por lo tanto, la supervisión de un profesional resulta clave en este sentido, para conocer nuestro estado de salud y en qué condiciones se encuentra nuestro organismo para enfrentar ayunos prolongados.

Planifica tus horarios de ayuno e ingesta de alimentos

Jumpstory Download20210505 203912

Hay diferentes protocolos de ayuno intermitente: desde aquellos que  establecen 12 horas de ingesta hasta otros que establecen 24 horas de  ayuno. Para poder cumplir con los periodos de ingesta y ayuno establecidos resulta clave planificar los horarios acorde a nuestra rutina y hábitos previos.

Es decir, si trabajamos muy temprano por la mañana y durante este periodo  de tiempo nos resulta más fácil prolongar el ayuno nocturno, podemos  establecer 8 horas de ingesta desde las 12 o desde las 14 horas del día.

Es aconsejable establecer los periodos de ayuno en momentos en los que de  manera habitual no consumimos alimentos, o bien en periodos en los que  nos resulte sencillo prolongar la no ingesta de sólidos.

Comienza poco a poco extendiendo las horas de ayuno

Relojcomida

Si estamos muy habituados a realizar más de cuatro comidas diarias lo  aconsejable es paulatinamente extender las horas de ayuno para que no  desarrollemos ansiedad o que no nos resulte complejo en gran medida la  práctica de un protocolo ayuno intermitente.

Así, si antes estábamos en ayunas de 22 horas a 8 de la mañana, podemos  extender el ayuno a las 9 y 10 horas para, progresivamente alcanzar las 16 horas de ayuno y sostenerlo en el  tiempo.

Cuida la calidad de lo que comes siempre

Saciedad

El ayuno intermitente propone establecer periodos de ingesta y de ayuno  durante el día, sin limitar cantidades a consumir durante las horas  permitidas. No obstante, resulta fundamental cuidar la calidad de lo que  comemos.

Atiborrarse de comida chatarra y ultraprocesados en las horas de ingesta es un error muy frecuente que puede obstaculizar la pérdida de peso, así como los beneficios que este método produciría en nuestro organismo de llevar una alimentación saludable.

Bebe suficientes líquidos sin calorias, aun en los periodos de ayuno

Liqidosayuno

Una hidratación adecuada resulta fundamental para cuidar al organismo y también, para favorecer el adelgazamiento. Por eso, es importante beber suficientes líquidos sin calorías aún en los períodos de ayuno.

Durante las horas de ayuno no se pueden ingresar calorías, por lo tanto se  recomienda beber agua, agua con gas o infusiones sin azúcares con  frecuencia, de manera de estar hidratados adecuadamente.

Aun en los períodos en que el ingreso energético está permitido, se recomienda evitar bebidas azucaradas y bebidas alcohólicas que pueden entorpecer el cuidado de la salud y también la pérdida de peso.

Respeta los periodos de ayuno e ingesta sin estar pendiente del reloj

Ayunoansiedad

Para que el ayuno intermitente produzca los efectos deseados se recomienda al menos, respetar un período de ayuno de 12 horas diarias y es  fundamental no interrumpir el mismo.

Por eso, es aconsejable armar una rutina que nos permita adecuarnos a los nuevos horarios de ingesta de alimentos y ayuno, sin que ello implique estar  pendientes del reloj pues este último puede conducirnos a un estado de estrés y ansiedad que obstaculiza la puesta en práctica del ayuno  intermitente.

Si la rutina es adecuada y poco a poco nos habituamos a determinados periodos de ingesta y ayuno, no necesitaremos estar pendientes del reloj en ningún momento del día.

Establece objetivos realistas y alcanzables

Planificar

El ayuno intermitente produce grandes beneficios si se sostiene en el tiempo. Sin embargo, para cualquier cambio que hagamos en nuestra  alimentación y del cual pretendemos obtener beneficio necesitamos  establecer objetivos realistas y alcanzables.

Con un protocolo de ayuno intermitente no podremos perder 5 kilos en una semana ni tampoco notar grandes cambios en poco tiempo, sino que gradualmente y con la incorporación a la rutina de este protocolo notaremos beneficios si logramos su mantenimiento en el tiempo.

Para no frustrarnos entonces, es importante establecer objetivos realistas y alcanzables.

Estos son los mejores consejos para considerar si quieres iniciarte en la práctica de un protocolo de ayuno intermitente con la finalidad de perder peso y beneficiar la salud.

Imagen | Jumpstory e iStock

Temas
Inicio