Publicidad

Cómo hacer falsas Gildas y dar una vuelta de tuerca a la receta tradicional

Cómo hacer falsas Gildas y dar una vuelta de tuerca a la receta tradicional
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Si alguna vez habéis visitado a Bilbao (y si no, también) es muy posible que sepáis lo que son las Gildas. Son el pintxo por excelencia. La Gilda original simplemente lleva aceituna, piparra y anchoa en salazón, pero a nosotros nos gusta darle una vuelta de tuerca a todo y nos hemos preparado unas falsas Gildas que son muy ricas.

Normalmente en los bares las aliñan con aceite de oliva, no necesitan más a decir verdad, pero esperamos que os atreváis a probar esta versión tan rica con aliño de ajo, como cuando os sugerimos nuestras Gildas calientes, otra original variación sobre el original. Eso sí, os avisamos que este pintxo es para estómagos fuertes porque como podréis observar el picante está muy presente.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Huevo de codorniz 12
  • Anchoas en salazón 12
  • Aceitunas verdes 12
  • Piparra o guindilla en vinagre 6
  • Cebolleta 0.5
  • Diente de ajo 3
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino blanco

Cómo hacer falsas gildas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 29 m
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 4 m

Cocemos los huevos de codorniz en agua con sal durante cuatro minutos desde que el agua comience a hervir. Sacamos del agua y dejamos enfriar completamente. Pelamos y reservamos en la nevera para montar el pintxo cuando los huevos estén bien fríos.

En un palillo o brocheta ponemos primero un huevo de codorniz, a continuación una anchoa, un trocito de cebolleta, una aceituna y un trozo de piparra. Repetimos la operación hasta completar las doce brochetas.

Aparte picamos muy finamente los dientes de ajo y los unimos a una vinagreta hecha con una pizca de sal, vinagre blanco y aceite de oliva virgen extra al gusto. Regamos con ella nuestras falsas Gildas y servimos.

Receta de falsas

Con qué acompañar las falsas Gildas

Estas falsas Gildas se pueden consumir al momento de hacerlas. Si queremos prepararlas con antelación también podemos hacerlo conservando las brochetas sin aliñar en la nevera. Si nos sobran no pasa nada las guardamos refrigeradas y sacamos un poquito antes de tomarlas para que el aceite de atempere.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir